Noticias

“Enemigo público número uno”: Inflación en Estados Unidos, la más alta desde 1982

El presidente Joe Biden y su equipo de trabajo enfrentan un nuevo problema.

El presidente Joe Biden se encuentra a menos de una semana de cumplir un año en la Casa Blanca, inmerso en diferentes problemas que han provocado un impacto negativo en su popularidad.

Son muchos los conflictos que ha tenido que atacar el mandatario. Desde el incremento de los contagios, el frenón de las personas que acuden a vacunarse, pasando por el aumento de la migración y los problemas en la frontera, hasta el mal clima, la violencia racial y los problemas económicos.

No ha sido nada sencilla la primera parte del mandato del líder de los demócratas. Todos estos problemas se reflejan en la caída de su percepción. Vale la pena recordar que llegó con fuerza al poder, erigido como una figura opuesta a los métodos y políticas de su antecesor Donald Trump.

Inflación, en niveles históricos

Ahora, Biden y su grupo de trabajo se enfrentan un nuevo problema, al que han considerado como “el enemigo público número uno”.

Y es que el país reporta una inflación anual de 7 por ciento, lo que se considera la mayor alza desde 1982. Es una señal más reciente de que los precios de la canasta básica, vivienda y otras necesidades están ejerciendo presión sobre los hogares.

La inflación se incrementa en tiempos en que la economía apenas se está recuperando de la recesión provocada por la pandemia del coronavirus, una era en la que han ido al alza las compras de bienes, como vehículos, muebles y enseres domésticos.

Un problema tras otro

Como consecuencia, se han congestionado los puertos de carga y almacenes, y se ha provocado la escasez de semiconductores y otros productos.

Además, también han aumentado los precios de la gasolina, debido a que parte de los ciudadanos estadounidenses han viajado más por vehículo en meses recientes, debido a las restricciones por el COVID-19 para ir en el transporte público.

De acuerdo a diversas encuestas, la inflación se ha convertido en la principal preocupación de los estadounidenses, incluso más que el coronavirus, convirtiéndose en uno de los grandes problemas políticos de Biden y los demócratas en el Congreso.

Mientras tanto, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, indicó al Congreso que el Banco Central se encuentra dispuesto a acelerar medidas conducentes a un aumento de las tasas de interés, si se determina que es necesario para mantener a raya la inflación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos