Noticias

Estos países podrían sobrevivir a un colapso global

Una combinación de destrucción ecológica, recursos limitados y crecimiento demográfico podría desencadenar un colapso global

Cada vez existen más factores que ponen en peligro la estabilidad del planeta y que incluso podrían provocar un colapso global, un estudio examinó esos factores e identificó a los países con mayores opciones de sobrevivir.

El estudio, realizado por Nick King y el profesor Aled Jones del Instituto de Sostenibilidad Global de la Universidad Anglia Ruskin (ARU), se centra en la ‘descomplejización’, una inversión generalizada de las tendencias de la civilización reciente, que podría provocar el colapso de las cadenas de suministro, los acuerdos internacionales y las estructuras financieras mundiales.

La investigación publicada en la revista Sustainability explica cómo una combinación de destrucción ecológica, recursos limitados y crecimiento demográfico podría desencadenar una reducción de la complejidad general de la civilización, con el cambio climático como «multiplicador de riesgos», exacerbando las tendencias existentes.

De acuerdo con los investigadores, esta ‘descomplejización’ de la sociedad podría ocurrir durante un «largo descenso», a lo largo de años o décadas, o muy rápidamente, en el espacio de menos de un año, sin que se advierta la alteración que se avecina. Además, destacan que los efectos podrían extenderse rápidamente debido a la creciente hiperconectividad e interdependencia de la economía globalizada.

Países mejor preparados

Pero ante un posible colapso de la sociedad hay países más con mejores condiciones para sobrevivir. El estudio identificó cinco países con las condiciones de partida más favorables para sobrevivir a un colapso global mediante el examen de la autosuficiencia (infraestructura energética y manufacturera), la capacidad de carga (tierra disponible para la agricultura y la población en general) y el aislamiento (distancia de otros grandes centros de población que pueden ser objeto de eventos de desplazamiento).

El estudio concluyó que Nueva Zelanda, junto con Islandia, el Reino Unido, Australia (concretamente Tasmania) e Irlanda, eran las naciones más aptas actualmente para mantener niveles más altos de complejidad social, tecnológica y organizativa dentro de sus propias fronteras si se produjera un colapso mundial.

Nueva Zelanda, la mejor opción para sobrevivir

Se determinó que Nueva Zelanda era el país con mayor potencial para sobrevivir relativamente indemne gracias a su capacidad de producir energía geotérmica e hidroeléctrica, su abundante terreno agrícola y su escasa población.

¿Pero los demás países podrían salvarse si se preparan?, uno de los autores del estudio expresa la realización de ciertas acciones podría mejorar la resiliencia de las demás naciones.

“Las acciones para abordar los factores interrelacionados del cambio climático, la capacidad agrícola, la energía doméstica, la capacidad de fabricación y la excesiva dependencia de la complejidad, son necesarias para mejorar la resiliencia de las naciones que no tienen las condiciones de partida más favorables”, dijo Aled Jones, Director del Instituto de Sostenibilidad Global de la Universidad Anglia Ruskin.

Metro habló con Jones para saber más sobre esta investigación.

Características de los países que sobrevivirían al colapso global

Nueva Zelanda

-Baja población actual (5,0 millones).
-Alta fracción de tierra agrícola (43,2%).
-Acceso directo a los océanos Pacífico.
-Sin masas terrestres cercanas grandes o muy pobladas.
-Abundantes fuentes de energía renovables autóctonas.
-Economía moderna, pero predominantemente basado en los recursos primarios.
-Baja capacidad de producción.

Islandia

Una población actual muy baja; (354.000)
-Fracción de tierra agrícola moderada (18,7%).
-Acceso directo al Océano Atlántico Norte.
-Sin masas terrestres cercanas grandes o muy pobladas.
-Abundantes fuentes de energía renovables autóctonas.
-Economía moderna de alta tecnología.
-Baja capacidad de producción.

Reino Unido

-Elevada población actual (66,1 millones).
-Muy alta fracción de tierra agrícola (71%).
-Acceso directo al Océano Atlántico Norte y al Mar del Norte.
-Separada de la masa terrestre euroasiática por un estrecho de tamaño moderado, periférica a los grandes centros de población europeos.
-Abundantes fuentes de energía autóctonas renovables y no renovables.
-Economía moderna de alta tecnología.
-Gran capacidad de fabricación.

Australia

-Moderada población actual (25,8 millones).
-Elevada fracción de tierra agrícola (52,9%).
-Acceso directo a los océanos Pacífico e Índico.
-Separado de las islas periféricas de la masa terrestre euroasiática por un estrecho de tamaño moderado, periférico a los grandes centros de población asiáticos.
-Abundantes fuentes de energía autóctonas renovables y no renovables.
-Economía moderna de alta tecnología.
-Gran capacidad moderada de fabricación.

Irlanda

-Baja población actual (5,2 millones).
-Altísima fracción de tierra agrícola (66,1%).
-Acceso directo al Océano Atlántico Norte.
-Separado de la masa terrestre euroasiática por la isla de Bretaña, un mar y un estrecho de tamaño moderado, alejada de los grandes centros de población europeos.
-Moderadas fuentes de energía autóctonas renovables.
-Economía moderna pero predominantemente basada en los recursos primarios.
-Limitada capacidad moderada de fabricación.

ENTREVISTA

Aled Jones,
Director del Instituto de Sostenibilidad Global de la Universidad Anglia Ruskin

P: ¿Qué es una ‘descomplejización’ global y qué factores pueden crear un mayor riesgo de que ocurra un evento de este tipo?

– Es una inversión generalizada de las tendencias de la civilización reciente, que podría provocar el colapso de las cadenas de suministro, los acuerdos internacionales y las estructuras financieras mundiales. Los factores incluyen la destrucción ecológica, los recursos limitados y el crecimiento de la población podrían desencadenar una reducción de la complejidad general de la civilización, con el cambio climático sirviendo como ‘multiplicador de riesgo’, exacerbando las tendencias existentes.

P: ¿Qué son los Nodos de Complejidad Persistente?

– Se trata de regiones en las que la mayor parte de nuestra complejidad actual (descrita anteriormente) podría continuar después del colapso.

P: ¿Qué factores convierten a un lugar en uno de estos nodos?

– La capacidad de adaptación al cambio climático, la autosuficiencia energética y manufacturera, una capacidad de carga suficiente en términos de tierra disponible para la agricultura y el aislamiento para estar físicamente alejado de otros grandes centros de población que puedan colapsar.

P: ¿Por qué podría Nueva Zelanda tener el mayor potencial para convertirse en un Nodo de Complejidad Persistente?

– Tiene mucha capacidad de energía renovable (hidroeléctrica y geotérmica), mucha tierra para la producción de alimentos per cápita y está muy aislada.

P: ¿Pueden otros países hacer algo para convertirse en nodos de complejidad persistente?

– Esto tiene que ver, en parte, con la inversión en medidas de adaptación al clima, así como en energías renovables, pero también con la inversión en resiliencia global para que nuestras cadenas de suministro y los vínculos internacionales sean más capaces de resistir los choques en el futuro (de modo que un colapso sea menos probable).+

5
países serían los más resistentes a un colapso planetario

Tags

Lo Último


Te recomendamos