Tecnología

Entierros espaciales valorados en 13.000 dólares se están disparando

Un profesor asegura que enviara su ADN a la luna cuando muera.

Un profesor jubilado quiere enviar su ADN a la luna para que algún día sea clonado por seres espaciales.| Foto: REUTERS

Un profesor de física jubilado en el Medio Oeste planea enviar su ADN al polo sur de la luna cuando muera, para que algún día pueda usarse para clonación, y no está solo.

Ken Ohm, de 86 años, de Bazaar, Kansas, dijo la semana pasada al New York Times que las posibilidades de que se cumpla su extraño deseo de morir son infinitas.

Zoológico intergaláctico

Pontifica que su contribución podría eventualmente desempeñar un papel crucial en un zoológico intergaláctico donde su réplica está enjaulada como un espécimen humano.

“Vivo con la incertidumbre”, añadió Ohm.

Ohm también disfruta de la perspectiva, como la del Ejército de la República en “Star Wars”, de tener mil versiones de sí mismo clonadas, y tal vez un millón más en camino.

Incluso si nada de eso llega a buen término, la idea de que dentro de generaciones uno de sus descendientes pueda mirar la luna y hacer una pausa para darse cuenta de que “el viejo Ken tiene su ADN allí arriba” es suficiente inspiración.

Ohm, la educación y sus libros

Ohm, que enseñó durante 50 años y escribió varios libros sobre la luna y la vida en el Medio Oeste, está alcanzando el cielo con Celestis , que se especializa en enviar restos y cenizas de terrícolas en un cohete al espacio a tarifas “sorprendentemente asequibles” que comienzan en 2.495 dólares.

Un viaje a la superficie lunar o al espacio profundo cuesta alrededor de 13.000 dólares, un poco más que el costo promedio de un funeral en Nueva York de alrededor de 10.000 dólares.

Ohm tampoco es el único que anhela una despedida de Spock.

¿Otras personas quieren sus restos en el espacio ?

Astronautas, civiles e incluso jugadores de béisbol profesionales se han comprometido a poner fin a la órbita con Celestis, que se estableció en 1994 y desde entonces ha lanzado 17 vuelos espaciales “conmemorativos”.

El próximo vuelo lunar de la compañía sale de Cabo Cañaveral en Nochebuena para aterrizar en el extremo noreste de la luna con restos y ADN.

Un matrimonio, literalmente “para siempre”

Cuando muera el jefe del batallón del FDNY, Daniel Conlisk, tiene la intención de enviar sus restos al espacio junto con los de su esposa Kathy, quien falleció el año pasado.

Su deseo era que “nuestras cenizas se mezclaran y se enviaran al espacio”, explicó Conlisk, de 76 años.

Si bien muchos deseos finales a las estrellas son sentimentales y reflexivos, pocos rivalizan con los sueños de ciencia ficción de Ohm.

Ohm, ex jugador de béisbol que compitió como lanzador de jabalina hasta los 82 años, siempre fantaseó con ser astronauta de la NASA durante el apogeo del programa Apolo, en la década de 1960. Culpa de su rechazo a ser demasiado alto, mide 6′2 ″.

“Hice todo lo que tenía que hacer, excepto encogerme”, se lamentó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos