Noticias

Golpeó salvajemente a su esposa y quedó preso por video de su propio hijo de nueve años

El agresor negó su culpabilidad, pero la grabación de su niño menor fue la evidencia para hacer justicia

Las autoridades de California condenaron a prisión a un hombre por la salvaje golpiza que propinó a su esposa. Lo que él nunca imaginó es que quedaría preso por un video de su propio hijo, de nueve años, quien grabó todo.

Según reseñó New York Post, el hecho ocurrió el pasado 9 de octubre cuando el sujeto, identificado como Miguel Lázaro-Castillo, de 38 años, y su esposa estaban bajo los efectos del licor

La pareja comenzó a discutir y de las palabras, él pasó a los golpes sin importarle que delante de ellos estaban sus hijos, de 15, 14 y nueve años. La paliza fue brutal. La sangre de la fémina quedó esparcida en el piso de la casa, y mientras tanto, el niño menor grababa.

El video muestra seis largos minutos en los que el agresor golpeó a su cónyuge en la cabeza y en el rostro, además presionaba su cara en el piso.

Uno de los niños intentó proteger a su madre, interponiéndose entre ella y su papá, pero él lo apartó con un golpe en la pierna y siguió arremetiendo en contra de la mujer. Fue en ese momento, cuando uno de los menores llamó al 911.

Arresto y condena

El citado medio precisó que la versión del suceso la dio la Oficina del Sheriff del condado de Yuba, que recibió la llamada de emergencia. Cuando los policías llegaron a la casa, encontraron a Lázaro-Castillo sentado encima de su esposa. En el piso había varias servilletas empapadas con sangre.

Los oficiales arrestaron al agresor, mientras él negaba su culpabilidad y expresaba que no sabía de dónde había salido la sangre, pero la grabación que hizo su hijo pequeño fue la evidencia que confirmó su responsabilidad.

Durante la investigación, las autoridades se enteraron del video, así que esto sirvió como prueba para que condenaran al hombre a cuatro años de prisión por “delitos graves de violencia doméstica, encarcelamiento injustificado y delitos menores de abuso infantil”, dice New York Post.

El hombre no tenía antecedentes penales, pero esto no impidió que le aplicarán la pena máxima, ya que se trató de un ataque brutal con el agravante de la afectación a menores, que indiscutiblemente, necesitarán terapia tras el hecho. Los niños quedaron bajo custodia infantil.

Tags

Lo Último


Te recomendamos