Noticias

Acusan a mujer por disfrazarse de hombre para violar a una chica miope

La abusadora conoció en línea a su víctima y cuando la veía personalmente le quitaba los anteojos para que no pudiera verla. De esta manera, la pudo engañar para tener relaciones sexuales

En el juicio, procesan a Georgia Bilham por 17 delitos sexuales pexels

Una mujer está acusada de hacerse pasar por un hombre para engañar a otra mujer y tener relaciones sexuales con ella. El caso ya es procesado en tribunales, donde afirman que la enjuiciada usó el nombre de ‘George Parry’, pero realmente se llama Georgia Bilham.

PUBLICIDAD

Según The Mirror la acusada tiene 21 años y quedó expuesta, luego de que la madre de la víctima, de 19 años, comenzara a sospechar.

Lo que le dio ventaja para cometer su delito es que la víctima es miope y no ve sin anteojos. Se  maneja que se conocieron en línea y que de manera ocasional, tenían encuentros presenciales, hasta que todo pasó a lo sexual.

Georgia se identificaba ante su víctima como el pandillero George, oriundo de Birmingham.

“Este caso trata sobre la acusada que engañó a alguien haciéndose pasar por un joven. La otra persona creía que ella era un joven”, dijo la fiscal Anna Pope ante el tribunal de Chester, donde calificó el hecho como un “engaño”.

La fiscal precisó que todos los encuentros sexuales que se dieron se basaron en un engaño, no hubo un consentimiento verdadero, ya que la joven de 19 años, pensaba que estaba con un hombre joven. La víctima creyó que estaba con George, no con Georgia, quien nunca le reveló que era una mujer.

Queda descubierta

The Mirror indicó que Georgia utilizó un perfil de Snapchat ‘George_132X’ para engañar a la jovencita. Se mostraba como un hombre rubio con gafas de sol.

PUBLICIDAD

Cuando llegó el momento de verse personalmente, le quitaba los anteojos a su víctima, de modo que ella no pudiera verla.

La joven de 19 años lo confrontó sobre si era un hombre, luego de que cuando paseaban en un automóvil, unos policías las hicieron estacionar y le pidieron a la acusada su documentación. Ella notó que las policías la llamaron Georgia y no George. Por eso, le pidió pruebas de que era un hombre.

Al otro día, le envió fotos tipo selfie de un hombre joven con cabello rubio y sin top, pero esto no la convenció. Fue allí cuando comenzó a tara cabos, ya que en los momentos, George o Georgia tocaba, pero no se dejaba tocar, además no se quitaba la ropa, ni siquiera en la cama.

Todo quedó totalmente descubierto cuando fue a la casa de la víctima y fue vista por su madre. Era una mujer.

Actualmente, Georgia Bilham es acusada de 17 cargos de delitos sexuales, entre ellos agresión sexual y violencia por penetración.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último