Noticias

Latinos en EE.UU. cautivados con “Suavecito”

Richard Bean creó “Suavecito” mientras estaba en una clase de álgebra.

El guitarrista Jorge Santana, hermano de Carlos Santana, llevaba la batuta de el grupo Malo.

En un concierto al aire libre en Los Ángeles, California, el cantautor latino Richard Bean se juntó con el hermano menor de Carlos Santana, Jorge, el 5 de mayo de 1980. Antes de ello, justo ocho años, había originado la canción denominada “Suavecito”.

Sin imaginar, se volvió en un símbolo poderoso, un tema musical icónico que ha quedado para la historia: en ese entonces, estalló en un rugido el Lincoln Park, dado que fueron cautivadas las 20.000 personas del sitio gracias al ritmo lento que sonó por los altavoces.

En entrevista con la BBC, Bean habló al respecto. “Mientras cantaba para el público, cuatro enormes chicanos (mexicano-americanos) se colocaron detrás de la banda en el escenario y desplegaron una gigantesca bandera mexicana verde, blanca y roja”.

“Suavecito”, el clásico perdurable

En la época en la cual los latinos representaban minoría, puesto que la población americana era mayor que la de hoy día, la banda Malo y “Suavecito” logró enaltecerse.

Precisamente, en este 2023 arriba al aniversario 50 el también llamado “Himno Nacional Chicano”, brindando honor a los latinos en Estados Unidos y mexicano-americanos en general tras ser un símbolo verdadero para todos.

“Suavecito” no ha dejado de conocerse como del rock chicano, uno de los más perdurables en el tiempo; señala el progreso latinos y subraya la lucha por la igualdad. Se ha tocado en eventos de coches “low-rider”,bodas, fiestas de quinceañeras y hasta funerales.

Recuerdos de Bean

Mientras se encontraba en una clase de álgebra en el instituto Mission de San Francisco, Bean escribió la canción. Pese a las vicisitudes, se esforzaba por desarrollar un clásico del soul, motivado por grupos de R&B de los años 60: Sam Cooke, Sam and Dave, Smokey Robinson.

Lo recuerdo como ayer. Contó: “Esa música tuvo una gran influencia en mi vida”, afirma. Era finales de los 60 y creía que estaba enamorado. De hecho, suspendí la clase de álgebra porque le escribía poemas”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos