Noticias

Podría nacer esperanza para cromosoma de la masculinidad

El cromosoma Y tiene un gran impacto porque contiene un gen muy importante

La mayoría de los mamíferos tienen un cromosoma X e Y similar al nuestro.

A través de un gen determinante masculino en el cromosoma Y se decide el sexo de los mamíferos y de los bebés humanos. En pocos millones de años estaría por desaparecer el cromosoma Y humano, ya que se está degenerando. A menos que prevalezca un nuevo gen sexual, la situación llevaría a la extinción.

Hoy día han vivido para contarlo dos ramas de roedores, quienes han perdido su cromosoma; un nuevo gen determinante para los machos ha sido creado por la rata espinosa, informó un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences.

“En los humanos, como en otros mamíferos, las hembras tienen dos cromosomas X y los machos tienen una sola X y un pequeño cromosoma llamado Y. Los nombres no tienen nada que ver con su forma; la X significaba desconocido”, precisó el documento sobre cómo el cromosoma Y determina el sexo humano.

Todo tipo de trabajos no conectados con el sexo la realiza la X, que posee cerca de 900 genes. No obstante, la Y cuenta con ADN repetitivo simple que no parece hacer nada, una gran cantidad de ADN no codificante, pocos genes (al menos 55).

¿El cromosoma Y impacta?

¡Sí!, “El cromosoma Y tiene un gran impacto porque contiene un gen muy importante que inicia el desarrollo masculino en el embrión. Aproximadamente a las 12 semanas después de la concepción, este gen maestro activa otros que regulan el desarrollo de un testículo. El testículo embrionario produce hormonas masculinas (testosterona y sus derivados), lo que asegura que el bebé se desarrolle como un niño”, señaló el portal Phys según el informe.

En 1990, tal gen sexual maestro se identificó como SRY (región sexual en la Y); al estar una vía genética, que arranca con un gen llamado SOX9, sirve desencadenando.

Pese que no se encuentra en los cromosomas sexuales, para la determinación masculina en todos los vertebrados es sumamente clave.

¿Qué pasa con la Y?

“La mayoría de los mamíferos tienen un cromosoma X e Y similar al nuestro; una X con muchos genes, y una Y con SRY más algunos otros. Este sistema viene con problemas debido a la dosis desigual de genes X en hombres y mujeres”, enfatizó el portal.

El ornitorrinco de Australia posee cromosomas sexuales distintos, completamente, más parecidos a los de las aves, y esto hace que sea sorprendente el hallazgo, de esta manera surgen cómo evolucionó un sistema tan extraño.

Tags

Lo Último


Te recomendamos