Noticias

Un laboratorio manipula arañas muertas para que sirvan de pinzas

Metro habló con los ingenieros mecánicos Daniel Preston, profesor asistente de 32 años, y Te Faye Yap, candidata al doctorado en la Universidad de Rice (EE.UU.) de 25 años, que descubrieron cómo reutilizar arañas fallecidas, para saber más sobre la llamada necrobótica.

Arañas muertas

¿Cómo se le ocurrió la idea de manipular arañas muertas?

—Faye (F): Mientras montábamos el laboratorio, nos fijamos en una araña enroscada en el borde de un pasillo. Nuestra curiosidad nos llevó a realizar una búsqueda en Internet que reveló que las arañas no tienen pares de músculos antagónicos, sino que sólo tienen músculos flexores para contraer las patas hacia dentro y dependen de la presión hidráulica para extenderlas hacia fuera.

— Dan (D): Nuestro grupo de investigación se centra en sistemas robóticos blandos que suelen utilizar materiales no tradicionales como hidrogeles, elastómeros y textiles. Los materiales bióticos, en este caso las arañas inanimadas, encajan en el ámbito de nuestra investigación.

¿Cómo se convierten las arañas en pinzas?

— F: Partiendo de una araña inanimada, introducimos una aguja hipodérmica en el prosoma, que es la parte del cuerpo donde se unen las patas. A continuación, se utiliza una gota de pegamento para formar un sello hermético entre la aguja y el exoesqueleto, lo que da como resultado una pinza necrobótica totalmente funcional.

¿Qué ventajas tiene utilizar las arañas de este modo?

— D: La naturaleza ofrece arquitecturas complejas que pueden ser difíciles o incluso imposibles de reproducir artificialmente. Aprovechamos un material biótico natural (en este caso, la propia araña) directamente como accionador, evitando los numerosos pasos necesarios para fabricar pinzas tradicionales, sobre todo a pequeña escala.

¿Cuáles son los incon-venientes?

— F: Por el momento, nuestra pinza necrobótica es capaz de soportar hasta 900 ciclos antes de sufrir una degradación significativa. Nuestra hipótesis es que esta degradación se debe a la deshidratación, que hace que las juntas se vuelvan más frágiles y susceptibles de sufrir daños. Tenemos previsto estudiar diferentes revestimientos que podrían ampliar la longevidad de la pinza necrobótica.

Háblenos de las posibles aplicaciones de su técnica.

— F: Dado que la pinza necrobótica tiene una capacidad inherente de adaptación y camuflaje, prevemos que podamos utilizarla en trabajos de campo científicos, por ejemplo, para capturar y recoger pequeños insectos y otros especímenes vivos sin dañarlos.

¿Qué tiene de fascinante la necrobótica?

— F: La facilidad de fabricación y la eficacia de la pinza necrobótica para realizar tareas son fascinantes. También nos intrigó la velocidad de accionamiento de la pinza necrobótica en comparación con otras pinzas blandas y conformes.

¿Qué le depara el futuro a su creación y a la necrobótica en general?

— D: Tenemos previsto demostrar el control independiente de cada pata individual, lo que nos permitirá estudiar la locomoción y la marcha de los arácnidos. Esperamos que nuestro trabajo sobre la necrobótica inspire a la gente a prestar atención a la naturaleza y a explorar su curiosidad sobre fenómenos que normalmente damos por sentados.

“Nuestro análisis matemático de escalado muestra que las pinzas necróticas más pequeñas funcionarán eficazmente para la micromanipulación, ya que pueden sujetar objetos con una masa mucho mayor que la suya”

—  Daniel Preston, profesor adjunto de la Universidad de Rice, EE.UU.

CIFRA

900

Ciclos que es capaz de soportar la pinza necrobótica antes de que se produzca una degradación significativa.

Tags

Lo Último


Te recomendamos