Noticias

¿Regresar a trabajar en la oficina? Lo que revela encuesta sobre empleados remotos

El New York Times brindó recientemente loncheras de marca a los empleados para incentivar a trabajar en la oficina.

Trabajar en la oficina no es uno de los deseos de las empleados que conocieron la autonomía y flexibilidad.

Una compañía de software de productividad llamada OSlash realizó una encuesta a 200 líderes empresariales y 800 trabajadores. El resultado dejó al descubierto que casi 80 % de las personas que laboran de forma remota temen ser despedidos por no querer regresar a trabajar en la oficina.

No obstante, al menos el 60 % de los empleadores aseguran que prefieren que obtén por renunciar que estar trabajando directamente en la oficina. Los generadores de empleos estarían contentos, manifiestan.

La carga está lidera por empresas reconocidas de la talla de Peloton Interactive Inc. y Apple Inc, las cuales han puesto como fecha límite el Día del Trabajo para recibir tres días a la semana, al menos, a los trabajadores corporativos.

Brecha entre trabajadores y empleadores

De cara a la autonomía y flexibilidad que han disfrutado desde la llegada de la pandemia, innumerables trabajadores se encuentran reacios. Por ende, se ha avivado la brecha entre los mismos y las compañías.

A través de las redes sociales se han difundido historias de resistencia de los empleados. Por ejemplo, un hombre se negó a regresar a trabajar en la oficina. Simplemente, respondió “no” luego de recibir un mensaje. Esto se conoció en una de las publicaciones más populares en el subreddit r / antiwork, este mes justamente.

Para ofrecerles la bienvenida, el New York Times brindó recientemente loncheras de marca a los empleados. Sin embargo, buscaron la manera de presionar a la corporación a fin de conciliar con el sindicato.

Igualmente, protestaron por el regreso obligatorio, unas 1.200 personas se comprometieron a seguir con el teletrabajo. De esta forma, fracasó la iniciativa de la compañía.

Incentivos

OSlash indicó que los trabajadores hablaron de incentivos para regresar a trabajar en la oficina. Entre ellos, solicitaron más dinero, mejorar el trato, comida gratis y, por supuesto, horarios flexibles.

Con el objetivo de volver a trabajar desde casa, la encuesta señaló que cuatro de cada cinco de los empleados serían felices de aceptar un recorte salarial. Los más dispuestos a aceptar son los de la Generación Z.

Ante ello, el 60 % de los empleadores encuestados están dispuestos a ceder, plantearían opciones híbridas. En cambio, el 20 % sería capaz de despedir a los que no quieran volver a sus escritorio. Otro 20 % aceptó que continúen trabajando de forma remota.

Tags

Lo Último


Te recomendamos