Noticias

¿Qué hacer para que los niños prueben cosas nuevas? Enséñale a desarrollar la confianza de esta manera

Es importante que los padres brinden ánimos a los hijos para perder el miedo a hacer cosas nuevas.

Expertos recomiendan que los niños realicen actividades que ya conozcan pero en sitios distintos.

Así como a los jóvenes, adultos contemporáneos y hasta personas de la tercera edad se les dificulta probar cosas nuevas, a los niños también. Bien sea que se trate de conocer lugares, comer algo fuera de lo común o realizar una actividad distinta, la reacción suele ser la misma.

La pandemia ayudó a que el miedo a lo desconocido se hiciera más presente. El peligro de enfermar estaba más que latente; la gente evitaba compartir alimentos, pasar días en otras casas, viajar y hasta realizar juegos en grupo.

El autor de “Breaking Free of Child Anxiety and OCD: A Scientifically Proven Program for Parents”, Eli Lebowitz, describió que “cuando los niños están ansiosos tienden a preferir la previsibilidad, la familiaridad y la repetición, y no les gusta la incertidumbre, la imprevisibilidad y el cambio. Esas tres últimas palabras son una parte importante de la vida en la pandemia”.

Consejos para que los niños hagan cosas nuevas

Comienza con algo conocido. El coautor de “Emotionally Intelligent Parenting: How to Raise a Self-Disciplined, Responsible, Socially Skilled Child”, Maurice J. Elias, sugirió empezar por algo que sea conocido para el niño. En un espacio nuevo o de manera diferente, ligeramente, empujar a probar lo que ya suele hacer.

Enfatizó a CNN en Español: “Queremos que nuestros hijos se sientan seguros de sus puntos fuertes y utilicen eso como trampolín para intentar algo nuevo. ¿En qué son buenos nuestros hijos? ¿En qué se sienten cómodos? ¿Cómo podemos ayudarlos a avanzar en eso?”.

Instó a pensar y ser creativos como padres para desarrollar su confianza, en segundo lugar. “Si tocan un instrumento musical, ¿cuál es otro lugar donde pueden tocar ese instrumento?”, dijo el profesor de Psicología de la Universidad de Rutgers.

Las rutinas pueden ser aliadas

La directora principal de Prácticas de la organización Collaborative for Academic, Social and Emotional Learning, con sede en Chicago, Karen VanAusdal, consideró que, en su mayoría, las rutinas pueden ser las mejores aliadas, en cuarto lugar, aunque no se crea; con los niños neurodiversos funciona perfecto, así con otros reacios, la fusión entre hacer una cosa vieja y una nueva.

Es importante, en quinto lugar, conversar a fondo y hacer comprender que sí pueden hacer todo lo que se propongan. “Dile que crees que tiene la capacidad de manejar esos desafíos y tolerar la incomodidad, las preocupaciones o los sentimientos negativos que pueden surgir al hacer cosas nuevas o que dan miedo”, recomendó Lebowitz.

Tags

Lo Último


Te recomendamos