Noticias

Diversos esteroides que usan durante el asma pueden dañar el cerebro, revela estudio

Experto sostiene que el estudio insta a mantener dosis bajas en las personas con asma.

El daño en la materia puede afectar la atención.

Un estudio elaborado por Merel van der Meulen, estudiante de postdoctorado en el Centro Médico de la Universidad de Leiden, Países Bajos, sostiene que el cerebro puede sufrir transformaciones dañinas en la materia blanca al utilizar glucocorticoides inhalados u orales o inhalados.

La inflamación en el asma y demás trastornos autoinmunes se atienden con este tipo de esteroides.

En este sentido, la creadora del análisis mencionó: “Este estudio muestra que tanto los glucocorticoides sistémicos como los inhalados se asocian a una reducción aparentemente generalizada de la integridad de la materia blanca”.

Las conexiones entre el resto del sistema nervioso y las células cerebrales están formadas el tejido de la materia blanca.

Ralentizar el cerebro genera irritación

Atentar contra el cerebro, la disminución de los niveles bajos de materia blanca, hace que prevalezcan estados emocionales como irritabilidad, depresión y ansiedad.

A su vez, recordar, procesar información y prestar atención se complica, ya que se puede ralentizar la capacidad del cerebro al poseer menos materia blanca.

El profesor de Psicología de la Universidad Metodista del Sur, Thomas Ritz, especialista que ha investigado el impacto de los esteroides en personas con asma acotó, aunque no participó en la investigación: “Este nuevo estudio es especialmente interesante porque muestra hasta qué punto la materia blanca es necesaria para que las neuronas se conecten entre sí, se ve afectada por el uso de medicamentos”.

¡No hay que alarmarse!

Otro que no participó en el estudio fue el Dr. Avindra Nath, director clínico del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares; sin embargo, compartió su opinión. Dado el hecho, “no hay razón para alarmarse”.

Desde hace tiempo, si se administran esteroides a los pacientes, “el cerebro se encoge, pero cuando se les retiran los esteroides, se recupera”. Los médicos lo saben, confirmó.

Alegó que los efectos podrían desencadenarse temporalmente por la plasticidad cerebral —la capacidad del cerebro de reorganizar su estructura, sus conexiones o funciones —.

El profesor asistente de Medicina Clínica en la Escuela de Medicina Keck, de la Universidad del Sur de California, neumólogo Raj Dasgupta, indicó que los inhaladores tuvieron el menor impacto al realizar el estudio.

“Sabemos que solo alrededor del 50 % de los pacientes de asma toman su medicación tal y como se les ha prescrito, y el posible exceso de información sobre la ingesta también es un problema”, enfatizó.

Desde su perspectiva, “hay que tomar los corticoesteroides inhalados, que reducen la inflamación a nivel local, con la mayor regularidad posible, aunque a la menor dosis posible que permita controlar el asma”.

Agregó: “Este estudio nos da otra razón para mantener las dosis bajas”, haciendo alusión a la importancia de continuar investigando sobre el tema.

Al tiempo, subrayó: “No tienen por qué ser permanentes. La materia blanca puede repararse a sí misma”, según CNN Health.

Tags

Lo Último


Te recomendamos