Noticias

Erupciones por viruela del mono aparecen en la vagina y pene, informan especialistas

Los síntomas de la viruela actual son diferentes a la pasada.

La viruela del mono genera protuberancias que pueden parecer ampollas.

Aunque es posible que no se propague, el dermatólogo certificado Hadley King indicó que las erupciones emanadas por viruela del mono empiezan a aparecer en zonas íntimas.

Sobre todo, en los labios y vagina, pene, testículos, ceca del ano y hasta en la ingle. Asimismo, cobra vida en otras áreas del cuerpo humano: boca, pies, pecho, manos, enfatizan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El experto advirtió: “Pero, incluso, si solo hay unas pocas protuberancias, aún pueden ser muy dolorosas”.

Acotó: “Las protuberancias pueden parecer ampollas, protuberancias llenas de pus o llagas abiertas”.

Busca ayuda frente a erupciones

Al sospechar de la presencia de la viruela del mono, lo primero que debe hacer la persona buscar ayuda de profesionales en la materia.

King recomendó: “Este podría ser su dermatólogo, su médico de atención primaria o un centro de atención de urgencia”.

Habló sobre el proceso que se debe hacer al imaginar la aparición de la enfermedad. “Si se sospecha de viruela del mono, se frotará una lesión cutánea y el hisopo se enviará a un laboratorio para hacer una prueba PCR de la viruela del mono. Si lo atiende un no dermatólogo y se necesita más ayuda de diagnóstico o manejo, es posible que lo deriven a un dermatólogo”, proceso.

Hasta por 21 días o más puede ser contagioso quien salga positivo en la prueba, añadió la profesora asociada de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio, Susan Massick.

¿Cómo era la enfermedad antes?

La viruela del mono de antes era diferente a la actual. El doctor, por su parte, alegó: “En brotes anteriores de viruela del mono, los síntomas comenzaban con fiebre y, a menudo, síntomas similares a los de la gripe, y seguía una erupción”.

Además, “la erupción, generalmente, comenzaba en la cara y luego se extendía a muchas áreas del cuerpo, y las personas generalmente desarrollaban entre 10 y 150 protuberancias de viruela del mono”, sostuvo.

Los síntomas son distintos, sin duda. “Al igual que otras infecciones de la piel por viruela, hay una evolución natural en los hallazgos de la piel, comenzando con una pápula o protuberancia en la piel, que luego ampollas (vesícula) o se parece a una pústula, que luego costras, y eventualmente se cura en el transcurso de dos o tres semanas”, sintetizó Susan.

Tags

Lo Último


Te recomendamos