Noticias

Nueva iniciativa busca ayudar a inmigrantes con títulos internacionales a prestar sus servicios en el área de la salud

Un nuevo programa busca ayudar a los profesionales de salud inmigrantes que trabajen en el área

Personal de salud

A través de un comunicado “El Programa del centro de Bienvenida de Chicago se basa en el modelo de la Iniciativa Nacional de Bienvenida y ayudará a los participantes a explorar y buscar carreras alternativas en el cuidado de la salud mientras están en el camino hacia la licencia.

El Centro ofrecerá administración de casos y servicios de apoyo, así como referencias a programas y organizaciones educativas, comunitarias y profesionales.

“Con la equidad como uno de sus principios rectores, el programa también trabajará para apoyar el desarrollo económico en Illinois y Chicago, además de ayudar a los empleadores de Illinois a obtener diversidad y equidad en sus organizaciones”, continúa el comunicado.

Más de 50.000 migrantes con títulos universitarios

Más de 52,000 inmigrantes en el estado tienen al menos un título universitario de cuatro años en medicina. “Aproximadamente 12,000, o el 22%, de este número están trabajando en trabajos poco calificados o sin trabajo como resultado de dificultades de reconocimiento de credenciales, dominio limitado del inglés y otras barreras. La enfermería es el título más común en manos de aquellos cuyas habilidades están infrautilizadas”.

La presidenta del Consorcio de Enfermeras Bilingües de Chicago, Jenny Aguirre, señaló que “traer a la fuerza laboral a profesionales de la salud con educación internacional proporciona una atención más segura para nuestra población de pacientes inmigrantes”.

Aguirre asegura que Chicago es el hogar de casi 2 millones de inmigrantes, “Además de la falta de diversidad, existen graves carencias en todos los ámbitos de la fuerza laboral sanitaria, desde enfermeros hasta profesionales de la salud mental, médicos, profesionales de la salud pública, logopedas, etc.

Estimado de los profesionales de la salud

El Bipartisan Policy Center en 2020 dijo que un estimado de la población, el 29% de los médicos, el 38% de los asistentes de salud en el hogar y el 23% de los farmacéuticos de tiendas minoristas son nacidos en el extranjero”.

Juntos, los empleados nacidos en el extranjero conforman el 17% de toda la industria de atención médica y servicios sociales, llenando vacíos críticos en esta parte de la fuerza laboral de los Estados Unidos.

Decenas de miles de estos profesionales de la salud también han sido trabajadores de primera línea en medio de la pandemia, incluso cuando carecían de un estatus legal permanente. Cerca de 30,000 profesionales de atención médica están protegidos por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

Más de 310.000 trabajadores en ocupaciones de atención médica “eran migrantes humanitarios, como refugiados reasentados, asilados, titulares de visas de inmigrantes especiales y entrantes cubanos y haitianos”, dijo el Instituto de Política Migratoria.

Muchos inmigrantes haitianos que tienen el Estatus de Protección Temporal también han trabajado como asistentes de salud en el hogar en medio de la pandemia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos