Noticias

‘Step Padilla Art’: Una artista real desde el corazón sin ficción

La joven Stephania Cespedes Padilla, conocida como ‘Step Padilla Art’, tiene el síndrome Bardet-Biedl. Busca crear una fundación y resulta emprendedora en Atlanta,

‘Step Padilla Art’ es una joven oriuenda de Atlanta

“Hay que tener compasión y no perder la esperanza por un futuro mejor”, dice Stephania Cespedes Padilla, más conocida como “Step Padilla Art”, quien rechaza las torturas psicológicas, emocionales y físicas. “Soy muy sensible, me entristece ver los chicos en la escuela haciendo bullying”.

A los 17 años, esta joven estadounidense, alegre, positiva, de padre cubano y madre colombiana, se ha convertido en inspiración niños, adolescentes, adultos contemporáneos y mayores en la ciudad natal: Atlanta, Georgia.

Vivir con el síndrome Bardet-Biedl, desde su nacimiento en 2005, no ha sido una limitante para salir adelante. Lo ha convertido en una oportunidad junto a sus seres queridos.

Historia de superación, ‘Step Padilla Art’

En exclusiva para Metro World News, cuenta: “Tengo el síndrome de Bardet Biedl, que afecta muchos órganos de mi cuerpo. El más difícil en este momento es la Retinosis Pigmentaría. No puedo ver laterales, periferia y no tengo nada de visión nocturna. Solo puedo ver tubular y un 20 % (casi nada de visión)”.

‘Step Padilla Art’, sin duda, convierte su “debilidad” en su “mayor fortaleza”, puntualiza. “Busco sacar algo bello de mi interior. Plasmo en mis artes (solo ojos) todas las emociones y sentimientos que puede tener una niña como yo, de 17 años”.

Junto a su progenitora, la chica de cabello corto oscuro, piel blanca y sonrisa amplia y angelical trabaja en sus sueños. “Requiero para desarrollar mi negocio del arte un manager, es mi mamá con quien formamos un equipo”.

‘Step Padilla Art’ con cuadro en mano pintado por ella.

Denomina sus obras: Una mirada desde el corazón. “Agradezco mucho a Dios, que puedo influir en jóvenes para que inicien un camino lleno de arte y pasión y ¿por qué no?, se pregunta, un emprendimiento que les permita vivir de él”, acota.

Emprender sin límites

La idea de emprender inició con el transcurso de la pandemia de COVID-19, justo cuando todos estaban en cuarentena. Para la artista, quedarse en casa no era lugar de frustración. Decidió dar rienda suelta a la pasión por el arte y ejercer habilidad pictórica, de forma empírica. Desde entonces, ‘Step Padilla Art’ comercializa sus creaciones.

“Comencé en el año 2020 con el deseo de maquillar mis propios ojos, pero dada mi condición de baja visión, nunca logré hacer un buen trabajo. Opté por plasmar en un papel toda una gama de colores y diseños, todos los colores que me encantan; cada día pintaba con más técnicas y me gustaba mucho cómo podía reunir tantos colores. De tanto practicar me volví una experta en ojos y ya no solo expresaba mi deseo de maquillarme, sino que ahí, en esos ojos, dejaba todo un cúmulo de sentimientos y emociones que la vida nos va presentando”, destaca.

Recuerda sus primeros artes como ayer. “Mi primer proyecto fue elaborar muchas obras de arte para llevarlas a diferentes galerías, ferias, eventos en general para darme a conocer. Mi segundo paso fue llevar mi arte a diferentes productos como ropa, accesorios, gorras, mochilas, entre otros, para venderlos y que la gente al usarlo pudiera compartir mi historia. Para ello, creé una tienda en Etsy, Instagram y Facebook”.

En la actualidad, trabaja para desarrollar una fundación en pro de jóvenes y familias, en general, que posean “discapacidad”. El objetivo es “acompañar en este proceso y crear una comunidad que nos permita compartir sueños y proyectos juntos”, confiesa.

Inspiración

En la vida, muchas personas inspiran. A la chica espontánea, devota de la iglesia, segura de sí y sin filtro, como indica su mamá, la inspira “Jesús, porque creo que Él es la luz por la cual puedo pintar. Me inspira el amor porque creo que es un sentimiento muy hermoso. Me inspira mi mamá y sus amigas porque veo cómo luchan por salir adelante con sus hijos”.

‘Step Padilla Art’ junto a su  mamá

Al mismo tiempo, le motiva “jóvenes o niños con discapacidad que luchan cada día por hacer su trabajo. Me inspiran las acciones de la gente, las cuales puedo plasmar en mis obras: felicidad, alegría, tristeza, dolor, entre otras emociones”, reconoce. Aprendió que, aunque se pelee cualquier batalla con Dios, “al final, siempre gana el amor y Dios nos ayuda”.

El 3 de agosto cumplió años y lo celebraron como fiestas patrias, ¡con regalos por montón y gente que la admira!

‘Step Padilla Art’, del grado 12 grado en la escuela secundaria Lanier, también es una persona que inspira. “Es un motivo de sorpresa para mí ser inspiración de muchas personas con capacidades regulares, pensé que, al tener todas sus facultades, podrían desarrollar todo su potencial o todo su talento sin mayor esfuerzo”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos