Noticias

Gobierno ruso gasta millones para que Putin no contraiga Covid-19

El presidente ruso es uno de los más protegidos en el mundo. Los protocolos que se siguen para acercarse son extremos.

El presidente ruso está empeñado en la guerra con Ucrania

Desde que se declaró la pandemia por el Covid 19 por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en marzo de 2020, el gobierno ruso armó una estrategia de bioseguridad para mantener a Vladimir Putin fuera de todo riesgo de enfermarse.

En meses siguientes fueron muchos los mandatarios que “cayeron” enfermos, como el primer ministro británico e incluso hasta la propia reina Isabel. Sin embargo, el Kremlin puso un muro de hierro que ha costado una fortuna para que Putin no sea otro caso más.

Sin importar que las restricciones se han relajado en todo el mundo, en buena parte por la existencia de las vacunas, con Putin se sigue estrictamente con normas anti covid.

Colaboradores e invitados a cuarentena

Decenas de personas que tienen cita con Putin o algún contacto de trabajo con el mandatario se deben someter a dos semanas de aislamiento en hoteles de Moscú para realizarse exámenes y chequeos de seguimiento.

Si se trata de personal oficial, como militares, empleados de limpieza, pilotos, conductores, cocineros(o tantos otros) que van a estar al menos a un radio de un kilómetro de Putin, tienen que pasar por el mismo anillo de bioseguridad.

Según revela un informe de BBC, toda persona incitada al Kremlin se debe someter a “no menos de cuatro pruebas de covid-19, entre otros test médicos, incluyendo en algunos casos muestras de heces”.

Un testimonio

Akhat Yulashev, un ex general ruso de 94 años, viajó a Moscú para asistir al desfile del Día de la Victoria del 9 de mayo pasado en la famosa Plaza Roja. Pero debido a que se iba a acercar a Putin, tuvo que pasar dos semanas en cuarentena en un hotel de Moscú que describió como “lujoso”, citó el medio.

“Y luego fue mi turno. Nos dimos la mano y le transmití los mejores deseos a él [Vladimir Putin] de parte de todos los veteranos de guerra de nuestra república”, les dijo a medios locales el general retirado de la región rusa de Tatarstán. “Me sonrió. ¡Le causó buena impresión!” agregó.

Se cree que así como el anciano militar tuvo que someterse a un estricto control sanitario, unas 400 personas más que ese día participaban del desfile y tendrían contacto con Putin, tuvieron que pasar por el mismo protocolo.

“Datos disponibles públicamente de fuentes estatales rusas revelan que hubo un gasto de alrededor de 3.200 millones de rublos (US$54,6 millones de dólares) en proteger la salud de Putin a través de estas medidas”, citó el medio.

Para muchos, los gastos y la rutina que se aplica en el Kremlin es algo sin precedentes. De hecho se sabe desde principios de 2021, alrededor de 1.500 personas se han sometido a pruebas exhaustivas y que la gente que está más cerca de Putin debe hacerse pruebas de heces una vez por semana.

Cualquiera pudiera pensar que tanta seguridad responde a que el presidente no está vacunado, pero en marzo del año pasado el Kremlin informó que Putin fue vacunado con el biológico nacional, la vacuna Sputnik V.

Contenido relacionado

Putin permitirá a ucranianos la ciudadanía rusa por vía rápida

Putin advierte a la Unión Europea que flujo de gas podría seguir bajando

Tags

Lo Último


Te recomendamos