Noticias

Biden irá a A. Saudí y se reunirá con el príncipe heredero

WASHINGTON (AP) — El presidente Joe Biden ha decidido viajar a Arabia Saudí en las próximas semanas y se prevé se reúna con el príncipe heredero Mohamed bin Salman, al que solía rehuir por su crueldad.

La visita se llevará a cabo luego de que la OPEP+ anunció el jueves que extraerá más petróleo en medio de crecientes costos de la energía en todo el planeta.

El primer viaje de Biden al reino saudí ya siendo presidente probablemente se llevará a cabo más adelante este mes, pero los detalles no han sido concluidos, le dijo a The Associated Press una persona al tanto de la planeación.

La Casa Blanca elogió el jueves a Arabia Saudí por su papel en asegurar que la OPEP+ se comprometiera a incrementar su producción, y el presidente mismo aplaudió a los saudíes por acceder a una extensión de un cese del fuego en la guerra que libran con Yemen desde hace ocho años, la cual tambien fue anunciada el jueves.

“Arabia Saudí demostró un liderazgo valiente al tomar iniciativas tempranamente para respaldar e implementar condiciones de la tregua encabezada por la ONU”, declaró Biden en un comunicado después de que se anunciara la extensión del cese del fuego por 60 días más.

Esas palabras cálidas marcan un agudo contraste con algunas de las declaraciones previas de Biden sobre el reino rico en petróleo. Cuando era candidato se comprometió a darle a los saudíes un trato de “parias” por el asesinato y desmembramiento del periodista Jamal Khashoggi, que radicaba en Estados Unidos y era crítico del comportamiento brutal del príncipe heredero. Funcionarios estadounidenses de inteligencia determinaron que probablemente Bin Salman aprobó el homicidio del periodista.

Funcionarios del gobierno de Biden han estado trabajando tras bambalinas para reparar las relaciones entre ambos países y conversar sobre intereses estratégicos compartidos en seguridad y petróleo con sus contrapartes saudíes. Esas gestiones han dado resultado, luego de que las consecuencias de la invasión a Ucrania por parte de Rusia —el segundo mayor exportador de crudo del mundo después de Arabia Saudí— y un tope a la producción de petróleo negociado por los rusos y los saudíes ha provocado un alza en los precios, incluidas las gasolineras de Estados Unidos.

Biden y los demócratas enfrentan creciente ira de los votantes por los elevados precios, lo cual hace que la disminución en el suministro sea un grave pasivo político para ambos.

Las exhortaciones de Washington y sus aliados para que la OPEP+ —las naciones del cártel petrolero más Rusia— incremente su producción parecieron dar resultado el jueves. Los países de la OPEP anunciaron que aumentarán su extracción en 648.000 barriles diarios en julio y agosto, lo que ofrecerá un alivio modesto a una economía global en apuros.

De todas formas, el incremento no pareció apaciguar las preocupaciones por la estrechez en el suministro. Los precios del petróleo subieron después de que la OPEP+ lo anunció.

En un comunicado, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, reconoció lo que dijo era el papel de Arabia Saudí en “lograr consenso” dentro del cártel petrolero. También le agradeció a los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait e Irak.

Además, Jean-Pierre mencionó directamente “el liderazgo del rey Salman y del príncipe heredero” en el anuncio del jueves sobre una extensión del cese del fuego en Yemen, donde fuerzas encabezadas por los saudíes han librado una guerra infructuosa para derrotar a los rebeldes hutíes de ese país.

Tags

Lo Último


Te recomendamos