Noticias

HRW exige la liberación de los activistas tailandeses arrestados por ofensas a la monarquía

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha hecho un llamamiento para la liberación inmediata de los activistas tailandeses en prisión preventiva por delitos de ofensa a la monarquía y lesa majestad.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

En concreto, la organización ha sacado a la luz el caso de Tantawan 'Tawan' Tuatulanon, activista del grupo Draconis Revolution acusada por varios delitos penales, incluido el de lesa majestad.

Desde el pasado 20 de abril Tuatulanon está en prisión preventiva, una medida que el Tribunal Penal de Bangkok ha prorrogado en repetidas ocasiones y por la que la activista se mantiene en huelga de hambre.

"Las autoridades tailandesas deberían retirar los casos contra Tantawan y otros acusados injustamente por sus protestas pacíficas exigiendo reformas, o al menos ser puestos en libertad bajo fianza de inmediato", ha exigido la directora interina de HRW para Asia, Elaine Pearson.

Junto al caso de Tuatulanon, HRW se ha hecho eco de la situación de Netiporn 'Bung' Sanesangkhom y Nutthanit 'Bai Por' Duangmusit. ambos activistas del grupo Thalu Wang y bajo arresto desde comienzos de mayo. Asimismo, Sophon 'Get' Surariddhidhamrong, activista del grupo Mok Luang Rim Nam, también está en prisión preventiva por dar un discurso criticando la monarquía.

Las acusaciones de todos ellos se amparan en el artículo 112 del Código Penal de Tailandia, que castiga el delito de lesa majestad con hasta quince años de prisión, si bien desde HRW no solo critican esto, sino que las prisiones preventivas se pueden prolongar "muchos años" hasta que concluyan los juicios y se dicten sentencias en firme.

Esta medida, tal y como ha recordado la ONG, va en contra de lo dispuesto en el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, que Tailandia ratificó, y que apunta a la libertad bajo fianza para los presuntos delincuentes.

Tras varios años en los que se dejó de perseguir con tanta dureza los delitos de lesa majestad, HRW ha lamentado que ahora, bajo el liderazgo del primer ministro Prayut Chan-ocha, las autoridades hayan restablecido este tipo de juicios "aparentemente debido a las crecientes críticas a la monarquía".

Más de 200 personas han sido acusadas desde noviembre de 2020 de delitos de lesa majestad en relación con diversas actividades en mítines a favor de la democracia e incuso por comentarios en las redes sociales.

"El gobierno tailandés debería dejar de castigar a los disidentes pacíficos y demostrar respeto por los Derechos Humanos al permitir todos los puntos de vista", ha dicho Pearson, quien ha exigido a las autoridades del país que se comprometan a "modificar" la ley de lesa majestad para que cumpla con "las obligaciones del derecho internacional de los Derechos Humanos".

Tags

Lo Último


Te recomendamos