Noticias

El COE muestra su “admiración” hacia los olímpicos de Calgary y Seúl 1988 con un emotivo homenaje

El Comité Olímpico Español (COE) ha rendido homenaje este jueves al Equipo Olímpico Español que participó en los Juegos Olímpicos de invierno de Calgary y en los de verano de Seúl, disputados ambos en 1988, para demostrar su “admiración” y “respeto” y poner en valor el trabajo y esfuerzo realizado por todos los deportistas en dichos eventos 34 años después.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Comité Olímpico Español (COE) ha rendido homenaje este jueves al Equipo Olímpico Español que participó en los Juegos Olímpicos de invierno de Calgary y en los de verano de Seúl, disputados ambos en 1988, para demostrar su «admiración» y «respeto» y poner en valor el trabajo y esfuerzo realizado por todos los deportistas en dichos eventos 34 años después.

«Han pasado 34 años, pero podéis sentir una vez más la admiración, el respeto y el aplauso de los que tuvimos la oportunidad de ilusionarnos con vosotros y de admiraros. Y, hoy, 34 años después, aquellos que no os vieron tienen que conoceros a través de estos recuerdos y deben conoceros como leyendas», expresó el presidente del COE, Alejandro Blanco.

El Auditorio Alfredo Goyeneche del COE ha sido el escenario de ese emotivo homenaje, un acto en el que , agradeció la presencia de todos los asistentes para «hacer un reconocimiento» a esos deportistas y «recordar el pasado».

El presidente del COE el papel de estos «precursores» en los éxitos actuales del deporte español. «Hay que reconocerlo y valorarlo. Valorar los resultados y vuestra actuación. Os marcasteis un reto e hicisteis todo lo posible por conseguirlo», manifestó.

Así, Blanco hizo entrega de un diploma conmemorativo a los deportistas asistentes, acompañado en el escenario por la secretaria general del COE, Victoria Cabezas, la vicepresidenta primera de la entidad olímpica, Isabel Fernández, y los presidentes de las diferentes federaciones nacionales representadas en estos Juegos.

La esquiadora Ainhoa Ibarra, abanderada en Calgary 1988, evento al que el equipo olímpico español acudió con doce deportistas y en el que logró un diploma olímpico conquistado por Blanca Fernández Ochoa, señaló que «el sueño de ser olímpico y llevar la bandera son sensaciones inigualables». «Cada vez que lo recuerdo se me ponen los pelos de punta. Es algo muy emocionante, muy emotivo», añadió.

Meses más tarde la delegación española estuvo presente en los Juegos Olímpicos de verano de Seúl 1988, donde acudió con 217 deportistas y logró cuatro medallas y dieciséis diplomas. La encargada de portar la bandera de España fue la infanta Doña Cristina de Borbón, quien formó parte del equipo femenino de la clase 470 de vela.

«Llevar la bandera y estar en unos Juegos es una emoción indescriptible. El haber llegado con todo el equipo fue fruto del trabajo de muchos años de preparación», reconoció la infanta.

Una de las cuatro medallas conquistadas en la capital surcoreana llegó de la mano de Jorge Guardiola, en la modalidad de skeet de tiro al plato. El bronce logrado por el madrileño estuvo acompañado en el medallero español por un oro en vela, una plata en tenis y otro bronce en natación. El propio Guardiola reonoció que ganar la presea fue «impresionante». «Es un momento que no voy a olvidar nunca», afirmó.

Finalmente, el jinete Luis Álvarez de Cervera, quien participó en seis Juegos Olímpicos y logró nueve diplomas, puso e valor su perseverancia. «No lo conseguí al principio ni al final, pero la ilusión de llegar a otros Juegos me llevó a seguir intentándolo. Y si tengo que quedarme con uno me quedo con Barcelona 1992, porque fueron unos Juegos organizados en España y salieron muy bien. Nos podemos sentir muy orgullosos de ellos», zanjó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos