Noticias

¡Feliz día del trabajador!

Conoce un poco sobre la historia de la conmemoración y las nuevas modalidades laborables por pandemia

Este domingo 1 de mayo se conmemora otra edición del día del trabajador, condición humana fundamental para el difícil transitar de la vida. Más que una celebración, el día nos recuerda los siglos de luchas por la defensa de todos los derechos de cada trabajador y que lamentablemente todavía no se ha podido lograr en algunos lugares del mundo su objetivo principal.

En la actualidad, las condiciones laborables han cambiado significativamente por la pandemia por Covid-19 que ha azotado al planeta desde inicios del pasado año 2020. Recordemos un poco la historia de la conmemoración por el día y las nuevas modalidades de trabajo que se desarrollan en estos momentos.

Los mártires de Chicago

Con la frase “ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de descanso”, se produjeron varios movimientos de protestas a finales del Siglo XIX en la ciudad de Chicago, Estados Unidos, para el entonces la segunda ciudad con más habitantes en dicho país, con la finalidad de disminuir las largas horas de trabajo que llegaban a ser hasta 18 horas diarias.

Luego de varias reuniones y congresos de varios referentes para el entonces, el 17 de octubre de 1884 se estableció que desde el 1 de mayo de 1886 la duración legal de la jornada de trabajo debería ser de ocho horas o de lo contrario habría huelga.

Al no cumplirse con las peticiones, indudablemente las protestas se efectuaron con la presencia de 200 mil trabajadores, en la que lamentablemente un grupo de sindicalistas anarquistas fueron ejecutados, situación detonante para el cambio definitivo laboral.

Por los graves acontecimientos, 31 personas fueron enjuiciadas el 21 de junio de 1886. Ocho de ellos fueron condenados en un proceso plagado de irregularidades: dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca.

En París, en 1889, durante un congreso de la Segunda Internacional (asociación de partidos socialistas, laboristas y anarquistas de todo el mundo), se estableció el 1 de mayo como Día del Trabajador para conmemorar a los Mártires de Chicago. Un año más tarde, en Illinois, se reconoció que el juicio a los Mártires de Chicago no había respetado el derecho de los acusados, y el gobernador perdonó a los sindicalistas que estaban detenidos.

Los mártires de Chicago fueron:

  • Samuel Fielden, inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil, condenado a cadena perpetua.
  • Oscar Neebe, estadounidense, 36 años, vendedor, condenado a 15 años de trabajos forzados.
  • Michael Schwab, alemán, 33 años, tipógrafo, condenado a cadena perpetua.
  • George Engel, alemán, 50 años, tipógrafo, a muerte
  • Adolph Fischer, alemán, 30 años, periodista, a muerte
  • Albert Parsons, estadounidense, 39 años, a muerte
  • August Vincent Theodore Spies, alemán, 31 años, a muerte
  • Louis Lingg, alemán, 22 años, carpintero, a muerte. Para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda.

Modalidades de trabajo en la actualidad

Antes la pandemia por Coronavirus, el teletrabajo o home office se convirtió en la modalidad actual. Aunque de a poco se esta regresando a la normalidad de la vida, la OMS sigue manejando la situación como pandémica, por lo tanto, en muchas partes del mundo se sigue trabando de dicha forma.

Entre las ventajas, muchos aseveran que trabajar desde casa optimiza tiempos y empresarios aseguran reducir costos al no tener la necesidad de alquilar alguna oficina o, por ejemplo, mantener los costos por servicios de computadoras, luz, internet, etc.

Sin embargo, el teletrabajo ha traído consigo mucho sedentarismo, lo que ha hecho que muchas personas sufran de varias afecciones psicológicas y físicas al tener que estar todo el día encerrado en casa. Falta de creatividad, estrés, aburrimiento y obesidad son algunas de las características negativas desarrolladas en el home office.

Se espera que cuando se pase de fase pandémica a endémica, muchos lugares del mundo vuelvan a la presencialidad laboral, no obstante, son bastantes también los que han confirmado que mantendrán la modalidad de teletrabajo como un estilo de vida.

Sigue la lucha por defender y reivindicar los derechos laborables de todas las personas y son muchos los que siguen en la búsqueda de algún trabajo o en otros casos, un cambio para encontrar el ideal.

Hay que seguir, sin descansar. A todos ¡Feliz día del trabajador!

Tags

Lo Último


Te recomendamos