Noticias

Sudá HRW condena los cientos de manifestantes detenidos “ilegalmente” por las fuerzas de seguridad de Sudán

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha mostrado su preocupación ante los cientos de manifestantes detenidos “ilegalmente” por las fuerzas de seguridad de Sudán desde diciembre de 2021 y condena que hayan desaparecido decenas de ellos como parte de la represión más amplia de la oposición al golpe militar del 25 de octubre.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha mostrado su preocupación ante los cientos de manifestantes detenidos «ilegalmente» por las fuerzas de seguridad de Sudán desde diciembre de 2021 y condena que hayan desaparecido decenas de ellos como parte de la represión más amplia de la oposición al golpe militar del 25 de octubre.

«El despiadado y brutal ataque a los manifestantes es un intento de infundir miedo, y ha eludido en gran medida el escrutinio internacional», ha indicado Mohamed Osman, investigador de Sudán en Human Rights Watch.

«Durante meses, las fuerzas de seguridad han abusado y detenido ilegalmente a cientos de personas, incluidos niños, que expresan su oposición al gobierno militar», ha agregado.

Según HRW, las fuerzas de seguridad del país africano han golpeado y maltratado a los manifestantes detenidos, incluso desnudando a los niños detenidos y amenazando con violencia sexual a las mujeres. Las autoridades sudanesas deben liberar a todas las personas detenidas ilegalmente, incluidas las desaparecidas por la fuerza, mientras que los socios internacionales de Sudán deben imponer sanciones individuales específicas a los responsables de la represión.

Entre febrero y abril de 2022, la ONG entrevistó a 25 personas, 8 hombres y 17 mujeres, entre ellos 8 ex detenidos y familiares de 13 detenidos de Jartum, Madani en Sudán Central, Port Sudan en el Este y El-Fashir en Darfur. Así como a cuatro abogados implicados en la protección de los manifestantes, dos de ellos del Grupo de Abogados de Emergencia, un grupo informal que ha proporcionado asistencia legal y ha defendido a los detenidos desde el golpe.

A principios de marzo, la Oficina Conjunta de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Sudán informó de que más de 1.000 personas fueron detenidas entre el 25 de octubre y el 3 de marzo, incluidos 148 niños.

La organización ha denunciado que la presunta violencia de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes incluye abusos sexuales y amenazas de violación. El representante especial del secretario general de la ONU en Sudán informó de que, hasta el 22 de marzo, 16 mujeres habían denunciado haber sido violadas durante las protestas en Jartum.

Asimismo, ha alertado de que las fuerzas de seguridad también han maltratado a niños y niñas, incluso los han desnudado y afeitado parcialmente la cabeza.

Las familias entrevistadas han asegurado que habían sido intimidadas para que abandonaran las posibles denuncias contra las fuerzas de seguridad.

Alrededor de 160 personas murieron durante los últimos días en nuevos enfrentamientos en la región sudanesa de Darfur (oeste), según fuentes oficiales citadas por los medios locales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos