Noticias

Grafiteros ucranianos retratan la guerra con “gatos patriotas”

Es una forma de dar fuerza y esperanza al pueblo ucraniano y burlarse de Rusia.

Todo, absolutamente todo, es válido en Ucrania para dar un poco de esperanza y fuerza a una población que tiene más de dos meses golpeada por las fuerzas rusas.

Desde mensajes de apoyo por parte de las autoridades dirigidas por el presidente Volodímir Zelenski, pasando por la ayuda humanitaria y militar de sus aliados, sin olvidar las innumerables acciones y anécdotas de temple, orgullo y amor a la patria. El país se niega a caer ante la violencia del gigante euroasiático.

“Gatos patriotas” en las paredes de Ucrania

Así es como un grupo de grafiteros se ha dado a la tarea de mostrar su arte en las paredes de la orilla del Mar Negro.

Son retratos graciosos de gatos militares que destruyen, pisan o celebran la victoria ante barcos y aviones invasores.

Una forma de dar fuerza a la población

Se puede encontrar un felino azul que sonríe triunfante, mientras pisotea varias aeronaves en llamas, en una pared de Odesa, al sur del país.

“Odesa es una ciudad portuaria, con lo que hay muchos gastos. Con la guerra, se han vuelto patriotas.

“Es la única opción que tenemos. Algunos habitantes son voluntarios, otros luchan en el frente y nosotros remontamos la moral con gatos”, dijo Matroskin, uno de los artistas del grupo LBWS.

Las obras intentan dar un poco de fe y esperanza a los pobladores. En el mercado de Privoz, unos sostienen bazucas y pistolas, destruyen barcos rusos y lucen ropa militar, mientras hacen la señal de la “V” de la victoria con sus patas.

Esologan de resistencia

En otra ilustración, junto a un enorme gato que destruye aviones, se lee un mensaje que se ha convertido en una especie de eslogan no oficial en la resistencia contra Moscú: “Buenas noches. Somos ucranianos”.

La captura de Odesa es la prioridad estratégica para las fuerzas comandadas por Vladimir Putin, si quiere controlar la región del Mar Negro. Pero, hasta ahora, la ciudad de un millón de habitantes sigue presumiendo de su libertad.

Matroskin no sólo ha hecho grafitis de gatos contra Rusia, también ha ayudado al ejército, al pintar sus vehículos con colores de camuflaje.

“Soy pacifista, pero no cuando mi país está siendo invadido. Me gustaría que las tropas rusas yacieran en el suelo (muertas) para que no pudieran dar un paso más en nuestro país con sus armas”, dijo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos