Noticias

El Banco de Suecia cambia de postura y sube tipos al 0,25%

Anticipa dos o tres subidas adicionales durante el resto del año

Anticipa dos o tres subidas adicionales durante el resto del año

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El consejo ejecutivo del Riksbank, el banco central de Suecia, ha decidido elevar en 25 puntos básicos el tipo de interés de referencia usado en sus operaciones de refinanciación, que pasará así a situarse en el 0,25% el próximo 4 de mayo, en lo que supone un inesperado giro en la postura de la institución, que había apuntado anteriormente que no se planteaba un alza del precio del dinero antes de 2024.

Asimismo, el consejo del banco central más antiguo del mundo, puesto que sus orígenes se remontan a 1668, ha advertido ahora de que prevé que la tasa aumentará dos o tres veces más a lo largo de 2022 para situarse algo por debajo del 2% al final del período de pronóstico de tres años.

El Comité Ejecutivo también ha decidido reducir el ritmo de compras de activos durante la segunda mitad del año, de modo que la tenencia comience a disminuir, además de detener las compras de deuda pública a partir del 28 de abril.

La reacción del Riksbank se produce después de que la tasa de inflación de Suecia alcanzara el pasado mes de marzo el 6,1%, en máximos desde los años 90 del siglo pasado, como consecuencia en gran parte de los rápidos aumentos en los precios de la energía, aunque la entidad reconoce que, desde el cambio de año, la inflación excluyendo la energía también ha aumentado rápidamente y ha sido significativamente más alta que las previsiones de la institución.

«Tanto la economía sueca como las economías del resto del mundo están entrando ahora en una fase más calmada de crecimiento», ha indicado el banco central escandinavo, advirtiendo del impacto sobre la inflación de las interrupciones de la cadena de suministro relacionadas con la pandemia, así como del efecto de la guerra en Ucrania sobre los precios de los productos básicos y la incertidumbre.

«Con esta política monetaria, se espera que la inflación retroceda el próximo año y se acerque al 2% a partir de 2024», ha defendido el Riksbank, subrayando que adaptará su política monetaria a la evolución de la economía y que está preparado para «aumentar la tasa de recompra más rápido si es necesario» para garantizar que la inflación regrese al objetivo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos