Noticias

Sri Miles de estudiantes rodean la residencia del primer ministro de Sri Lanka para exigir su dimisión

Miles de estudiantes están concentrados este domingo ante la residencia del primer ministro de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, para exigir la dimisión del jefe del Gobierno en un nuevo episodio de las protestas que sacuden desde hace semanas el país, inmerso en una de las peores crisis económicas y políticas de su historia reciente.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Miles de estudiantes están concentrados este domingo ante la residencia del primer ministro de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, para exigir la dimisión del jefe del Gobierno en un nuevo episodio de las protestas que sacuden desde hace semanas el país, inmerso en una de las peores crisis económicas y políticas de su historia reciente.

La multitud concentrada en Wijerama Road, uno de los barrios más lujosos de la capital financiera del país, Colombo, está siendo vigilada de cerca por un gran despliegue policial, aunque de momento no se han registrado incidentes violentos, según informa el diario ceilandés ‘Daily Mirror’.

Los manifestantes, pertenecientes en su mayoría a la Federación de Estudiantes Interuniversitarios, han comenzado a corear a voz en grito para exigir también la dimisión del presidente del país y hermano del primer ministro, Gotabaya Rajapaksa.

La Policía ha fortificado la residencia del primer ministro con barricadas de acero y ha cortado varias rutas de acceso para impedir que la manifestación — finalmente aprobada por un tribunal a pesar de las peticiones de las fuerzas de seguridad — crezca en número a lo largo de la noche.

En este sentido, el Colegio de Abogados de Sri Lanka ha denunciado que algunas de estas barricadas están envueltas en alambradas que podrían causar graves daños físicos a los manifestantes y ha pedido al Gobierno, al Inspector General de la Policía y a todos los policías y militares «actuar con la máxima moderación en todas las circunstancias», según un comunicado recogido por el portal Colombo Page.

La pandemia y la crisis energética derivada de la guerra en Ucrania han terminado por explotar en un país de por sí bajo una gran presión social entre acusaciones de corrupción y nepotismo contra el Gobierno del presidente.

Los precios del pan y del combustible se han disparado y cientos de personas han sido detenidas en las últimas semanas dentro de las manifestaciones contra el mandatario, que llegó a declarar el estado de emergencia y cambió a la práctica totalidad del Consejo de Ministros –salvo a su hermano– para apaciguar los ánimos.

El primer ministro ha declarado este sábado que no tiene ninguna intención de dimitir y, es más, se ha autopropuesto para liderar cualquier futuro ejecutivo.

De momento hay pendiente una moción de censura contra el primer ministro — y una posible petición de juicio político contra su hermano — a la espera de los resultados de las cruciales negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de cara a un préstamo de emergencia para aliviar la crisis económica.

Las conclusiones preliminares de las negociaciones con el FMI no han sido todo lo exitosas que desearía el Gobierno ceilandés. El ministro de Finanzas, Alí Sabri, ha reconocido que el FMI considera que Sri Lanka es incapaz de reembolsar préstamos anteriores, por lo que ahora las conversaciones se están centrando en una reestructuración de la deuda contraída por el país.

El ministro, que se negó a declarar el país en estado de «impago», ha reconocido que hacen falta entre 3.000 y 4.000 millones de dólares para salir adelante antes incluso de recibir cualquier nuevo préstamo del FMI. Para ello cuenta con vías alternativas, como el Banco Asiático de Desarrollo (ADB) o el Banco Mundial, organización esta última que podría proporcionar el dinero necesario para cubrir los tramos que ya adeuda en forma de «financiación puente», aseguró.

La crisis económica también se está traduciendo en cortes al suministro eléctrico, tal y como volverá a ocurrir durante los dos próximos días. La población se quedará sin energía unas tres horas y media, según ha informado la Comisión de Servicios Públicos de Sri Lanka (PUCSL).

El Ministerio de Energía, no obstante, ha prometido para el miércoles, como muy tarde, de la llegada al país de tres barcos cargados de combustible para aliviar las largas colas en las gasolineras en busca de suministro para los vehículos o los generadores eléctricos particulares.

Tags

Lo Último


Te recomendamos