Noticias

Burkina El Ejército de Burkina investiga la muerte de un centenar de civiles por abusos de los militares

El Ejército de Burkina Faso ha puesto en marcha una investigación para esclarecer una información de Radio France Internationale (RFI) que acusa a las fuerzas burkinesas de la muerte de un centenar de civiles durante una operación en la región de Oudalan, en una zona pastoril del norte del país.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Ejército de Burkina Faso ha puesto en marcha una investigación para esclarecer una información de Radio France Internationale (RFI) que acusa a las fuerzas burkinesas de la muerte de un centenar de civiles durante una operación en la región de Oudalan, en una zona pastoril del norte del país.

La información de la emisora internacional apareció el viernes por la tarde en su página web. En ella, «fuentes locales» aseguran que militares burkineses perpetraron una matanza de civiles en varias localidades de la provincia, como Sokoundou, Wassakoré, Kacham o Tin-Rhassan.

«En algunas localidades mataron a todos los hombres, incluidos los adolescentes», según explicó un joven de la región.

En respuesta, la Dirección de Comunicación y Relaciones con la Prensa de las Fuerzas Armadas ha emitido este domingo un comunicado, recogido por Burkina 24, en el que niegan lo ocurrido.

«Acusaciones como éstas quedan en desacuerdo con los objetivos militares, así como con los valores y principios que enmarcan el diseño y la conducción de las operaciones», según el comunicado militar.

No obstante, el Ejército burkinés ha avanzado que emprenderá una investigación al respecto para aclarar lo sucedido. «El Ministerio de de Defensa y Veteranos desea asegurar a la opinión nacional e internacional que se llevarán a cabo investigaciones para esclarecer plenamente estas graves denuncias con el fin de sacar todas las consecuencias necesarias», añade la nota.

En su informe, publicado esta semana, las Fuerzas Armadas de Burkina Faso anunciaron que habían matado a más de 130 yihadistas entre el 15 de marzo y el 15 de abril; una violencia que provocó el desplazamiento por la región de unas 4.000 personas. Algunas de ellas acabaron refugiadas en Malí o Níger, según fuentes locales a RFI.

El país africano, liderado por una junta militar desde el golpe de Estado de enero contra el entonces presidente, Roch Marc Christian Kaboré, ha experimentado en términos generales un aumento significativo de la inseguridad desde el año 2015, lo que ha provocado una oleada de desplazados internos y refugiados hacia otros países de la región.

Los ataques, obra tanto de la filial de Al Qaeda como de la de Estado Islámico en la región, han contribuido también a incrementar la violencia intercomunitaria y ha hecho que florezcan los grupos de autodefensa, a los que el Gobierno burkinés ha sumado a ‘voluntarios’ para que ayuden en la lucha antiterrorista.

Tags

Lo Último


Te recomendamos