Noticias

Las autoridades filipinas se plantean interrumpir la búsqueda de los desaparecidos en los desprendimientos

MANILA, 18 (DPA/EP) Las autoridades filipinas se enfrenta este lunes a la difícil decisión de detener la búsqueda de más de 110 personas que siguen desaparecidas por los desprendimientos de tierra provocados por la tormenta ‘Megi’, que ya ha causado la muerte de 172 personas.

MANILA, 18 (DPA/EP)

Las autoridades filipinas se enfrenta este lunes a la difícil decisión de detener la búsqueda de más de 110 personas que siguen desaparecidas por los desprendimientos de tierra provocados por la tormenta ‘Megi’, que ya ha causado la muerte de 172 personas.

Los rescatistas y los funcionarios del Gobierno estaban discutiendo si las operaciones de búsqueda y recuperación continuarían en medio de las circunstancias de riesgo en las áreas de deslizamiento de tierra, según ha dicho Mark Timbal, un portavoz de la agencia nacional de desastres.

La mayoría de los desaparecidos se encuentran en la ciudad de Baybay y en la localidad de Abuyog, en la provincia de Leyte, a 599 kilómetros al sur de Manila, donde se han producido los corrimientos de tierra después de que la tormenta tropical azotara a las zonas con lluvias torrenciales.

«En Abuyog, según los datos que hemos recibido, todavía tenemos 100 personas desaparecidas. Y en Baybay, la estimación es que más de 70 personas siguen sin aparecer», ha detallado Timbal en una sesión informativa pública.

«Los expertos están preocupados por la seguridad de los equipos de búsqueda y rescate porque el terreno sigue derrumbándose», ha añadido, explicando que aunque hayan pasado varios días desde los desprendimientos, aún no han perdido la esperanza en encontrar a más personas.

Los desprendimientos de Leyte han causado la muerte de 156 personas, mientras que las inundaciones y otros accidentes en diferentes zonas afectadas han dejado 16 muertos, según datos oficiales.

Más de 2 millones de personas en 30 provincias se han visto afectadas por la tormenta, que también ha obligado a más de 207.500 residentes a abandonar sus hogares y permanecer en centros de evacuación.

Los daños en la agricultura, las viviendas y las infraestructuras públicas se estiman en más de 257 millones de pesos filipinos (4,6 millones de euros).

El archipiélago filipino es azotado por un promedio de 20 ciclones tropicales cada año. El tifón más fuerte que ha azotado Filipinas fue el supertifón Haiyan, que mató a 6.300 personas y desplazó a más de 4 millones en noviembre de 2013.

Tags

Lo Último


Te recomendamos