Noticias

Ucrania.- El CICR traslada hasta Zaporiyia a mil civiles huidos de Mariúpol

En el interior de la asediada ciudad, la situación es “apocalíptica”

En el interior de la asediada ciudad, la situación es «apocalíptica»

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) ha trasladado hasta la ciudad de Zaporiyia a un millar de civiles huidos de Mariúpol, después de quedarse sin poder entrar en esta última localidad por la falta de garantías de seguridad para evacuar a parte de los ciudadanos que permanecen atrapados por el asedio de la fuerzas rusas.

El convoy del CICR llegó a estar a 20 kilómetros de Mariúpol. Tras cinco días y cuatro noches de espera, la organización ha concluido que «las condiciones de seguridad han hecho imposible entrar» y, por tanto, ha ayudado a trasladar a civiles que ya habían salido por sus propios medios.

Así, el martes partió desde Berdiansk un convoy de autobuses y de vehículos privados que ha llegado este miércoles hasta Zaporiyia. A bordo viajaban inicialmente unas 500 personas, según un comunicado de la organización.

La jefa de comunicaciones del CICR en Ucrania, Patricia Rey González, ha explicado en una entrevista a Europa Press que otros vehículos se unieron al convoy durante el trayecto al ver el emblema de la organización y sentirse protegidos, por lo que en total unas mil personas han llegado a Zaiporiya.

Atrás quedan decenas de miles de personas que viven una situación «apocalíptica», en palabras de Rey González, quien ha recordado que ya cuando había personal del CICR dentro de Mariúpol constataron «escenas de horror» como personas hirviendo agua recogida de charcos.

En este sentido, el jefe de la delegación del CICR en Ucrania, Pascal Hundt, ha subrayado que la evacuación es «un enorme alivio para cientos de personas que han vivido un inmenso sufrimiento y ahora están en un lugar más seguro». No obstante, ha advertido de que no basta con esto.

«Miles de civiles permanecen atrapados. Mariúpol necesita un corredor seguro para salir y para que la ayuda entre», ha reclamado Hundt, que ha hecho valer la condición del CICR como «intermediario neutral» para facilitar en última instancia la protección de una población que se ha visto inmersa en el fuego cruzado.

Las autoridades locales estiman que más de 100.000 personas siguen atrapadas en Mariúpol, sin apenas suministros básicos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos