Noticias

Rusia/ Piden una prueba de vida del exmarine de EEUU encarcelado en Rusia por agredir a un policía

Los padres de Trevor Reed, un antiguo marine de Estados Unidos condenando a prisión en Rusia en julio de 2020 por agredir a un policía, han demandado a las autoridades de Moscú una prueba de que sigue vivo, después de varios días sin tener noticias de él y conscientes de su “rápida disminución de la salud”.

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los padres de Trevor Reed, un antiguo marine de Estados Unidos condenando a prisión en Rusia en julio de 2020 por agredir a un policía, han demandado a las autoridades de Moscú una prueba de que sigue vivo, después de varios días sin tener noticias de él y conscientes de su «rápida disminución de la salud».

«Nuestro hijo se queda sin tiempo», han dicho sus padres este miércoles en un comunicado del que se han hecho eco los medios estadounidenses, una semana después de que se reunieran con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien les prometió seguir intentando la puesta en libertad de Reed.

«Con cada día perdido en ‘deliberaciones’ que pasa, el riesgo de que nuestro hijo se convierta en el próximo Otto Warmbier crece significativamente», han alertado los progenitores de Trevor en referencia al estudiante que fue detenido en Corea del Norte acusado de subversión en enero de 2016 y poco más de un año después moría en Estados Unidos tras ser extraditado ya en coma.

La última vez que los padres tuvieron noticias de Trevor fue el pasado viernes, cuando su novia habló con él telefónicamente y le hizo saber de su mal estado de salud debido a la huelga de hambre que inicio a finales de marzo para protestar por las condiciones de su detención, ha contado la CBS.

«La última vez que Trevor guardó silencio mientras supuestamente estaba en un ‘hospital’, las autoridades rusas ‘accidentalmente’ lo ‘extraviaron’ durante nueve días en una sala psiquiátrica en la infame prisión de Butirka, donde fue maltratado y recluido en condiciones terribles con reclusos peligrosos, incluido asesinos, en una celda con las paredes cubiertas de heces», han denunciado.

Los padres de Reed han contado a la CBS que creen que su hijo padece de tuberculosis, así como de una lesión en las costillas y que no está recibiendo la atención médica necesaria. «Está tosiendo sangre. Todavía tiene fiebre de vez en cuando. Se siente fatal y (…) cree que tiene una costilla rota», ha dicho la madre, Paula Reed.

Reed, un exmarine de 29 años, fue condenado en julio de 2020 a nueve años de prisión por un tribunal de Moscú por agredir a un policía ruso. Su familia ha negado los cargos y las autoridades estadounidenses han calificado como endebles las evidencias en su contra.

Reed no es el único, Paul Whelan, que también tiene pasaporte canadiense y británico, fue detenido en diciembre de 2018 en un hotel de Moscú por agentes del Servicio Federal de Seguridad. Según la Inteligencia rusa, se le encontró un dispositivo de memoria externa que contenía información clasificada. Ha sido condenado a mediados de 2020 a 16 años de cárcel por un delito de espionaje.

El último caso más sonado ha sido el del jugadora de baloncesto profesional, detenida desde mediados de febrero acusado de posesión de drogas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos