Noticias

Estados Maroto se reúne en EE.UU. con Ford para que la empresa su sume al Perte del vehículo eléctrico

La planta de Almussafes, a la espera de una decisión de la empresa sobre la fabricación de los modelos eléctricos

La planta de Almussafes, a la espera de una decisión de la empresa sobre la fabricación de los modelos eléctricos

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha reunido este miércoles con el vicepresidente de Relaciones Gubernamentales de Ford, Matthew Godlewski, en Estados Unidos, en un encuento en el que le ha trasladado las oportunidades que supone el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC) para los fabricantes de automóviles establecidos en España.

Desde el Ministerio explicaron a Europa Press que en el encuentro Maroto ha compartido con los representantes de la compañía estadounidense las oportunidades que se abren para los fabricantes de vehículos con el nuevo Perte VEC.

Dichas fuentes indicaron que esta será la única reunión que mantenga la ministra con una marca automovilística en su visita a Estados Unidos y que se suma a las que ha tenido con empresas del sector cerámico, así como con Microsoft y Amazon.

Por su parte, desde Ford explicaron que el encuentro se enmarca dentro de la normalidad de la visita de la titular de Industria, Comercio y Turismo a Estados Unidos y por la relevancia que tiene Ford para el sector y para la industria automovilística española, al contar con una planta de producción en Almussafes (Valencia).

Maroto anunció la pasada semana que se reuniría con directivos de Ford en Estados Unidos y que esperaba que la empresa fuera parte del Perte VEC, como un proyecto de movilidad sostenible, junto con otros fabricantes, puesto que España «quiere liderar la electromovilidad en Europa».

El pasado viernes, 1 de abril, se abrió el plazo para solicitar las ayudas del Perte VEC y se extenderá hasta el 3 de mayo. Las ayudas, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el año 2022, tendrán un valor de 2.975 millones de euros, de los que 1.425 millones se concederán en forma de préstamos y otros 1.550 millones a través de subvenciones.

Los 2.975 millones de euros de ayudas del Perte VEC corresponden a la parte industrial, que se completa con las ayudas del Plan Moves III, el Programa Moves Proyectos singulares, el Programa Tecnológico de movilidad sostenible del CDTI, inteligencia artificial y vehículo conectado hasta llegar a los 4.300 millones de euros.

El Gobierno prevé movilizar inversiones privadas por importe de 19.700 millones y la creación de empleo podría alcanzar los 140.000 puestos de trabajo y la contribución al PIB se situaría entre el 1% y el 1,7%. Otros impactos esperados contemplan alcanzar en 2023 los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados.

MOMENTO CLAVE PARA ALMUSSAFES

La reunión de la ministra Maroto con el vicepresidente de Ford se produce en un momento clave para la actividad de la compañía en España, puesto que está pendiente de anuncio la decisión de la firma del óvalo azul sobre dónde fabricará finalmente sus futuros vehículos eléctricos en Europa, a lo que opta la factoría valenciana.

El sindicato mayoritario de la planta de Almussafes, UGT, alcanzó un acuerdo con la dirección de Ford en Europa (Alemania) para poder presentar una propuesta con la que la planta valenciana aspira a fabricar los modelos eléctricos de la firma y asegurar la carga de trabajo durante los próximos años.

La dirección europea de Ford trasladó el acuerdo, ratificado por el 75% de la plantilla del centro, a Detroit, sede de la multinacional, para que la compañía tome una decisión, aún pendiente, sobre qué fábrica producirá los nuevos modelos eléctricos, la valenciana o la de Saarlouis (Alemania).

El documento pactado por UGT con la dirección de Ford Europa contempla una «contención» de los salarios hasta 2027, con aumentos «para todos y cada uno de los años», y «nunca congelación» de los sueldos, así como turnos flexibles en función de la carga de producción y la posibilidad de trabajar los sábados.

Se trata de un pacto a cinco años que está condicionado a que Ford asigne la plataforma eléctrica de los futuros vehículos a la factoría de Almussafes y que sea esta fábrica la que produzca los dos modelos eléctricos que la empresa lanzará a Europa a partir de 2025, una carga de trabajo que se disputa con la fábrica de Saarlouis. En caso de no lograr esta plataforma, el acuerdo solo tendrá validez para 2022.

Tags

Lo Último


Te recomendamos