Noticias

A.Saudí.- HRW cree que el traslado del caso de Jashogi a Arabia Saudí “acabará con la posibilidad” de lograr justicia

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha pedido este miércoles a las autoridades turcas “revertir” su decisión de trasladar la acusación a los sospechosos del caso sobre el asesinato del periodista Yamal Jashogi a la competencia de Arabia Saudí porque esto “acabará con cualquier posibilidad” de que se haga justicia por su muerte.

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha pedido este miércoles a las autoridades turcas «revertir» su decisión de trasladar la acusación a los sospechosos del caso sobre el asesinato del periodista Yamal Jashogi a la competencia de Arabia Saudí porque esto «acabará con cualquier posibilidad» de que se haga justicia por su muerte.

A juicio del director adjunto para Oriente Próximo de HRW, Michael Page, la decisión también podría «reforzar» la «aparente creencia» de las autoridades saudíes, que fueron acusadas de orquestar la muerte del reportero, de que «pueden escapar» del asesinato.

Según Page, las autoridades turcas no debería contribuir a «afianzar» la impunidad saudí al entregar el caso de Jashogi «a las personas implicadas» en su muerte.

«La política de diplomacia regional de Turquía para resolver las tensiones con otros países no debe incluir el sacrificio de la justicia para Jashogi», ha aseverado Page, que ha considerado que la decisión también constituye «una vergonzosa demostración de la voluntad de las autoridades turcas de encubrir los asesinatos cometidos por gobiernos extranjeros en su territorio».

La Fiscalía de Turquía había pedido previamente cadena perpetua para los 26 acusados y reclamó a Riad su extradición. El proceso judicial en Arabia Saudí concluyó en septiembre de 2020 cuando, tras el proceso de apelaciones, fueron condenadas a penas de cárcel ocho personas, reduciendo así la pena de muerte dictada en diciembre de 2019 contra cinco de ellas.

Saud al Qahtani, antiguo asesor del príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, y uno de los principales sospechosos, fue liberado por falta de pruebas. Asimismo, el ‘número dos’ de la Inteligencia saudí, Ahmed al Asiri, y el cónsul general de Arabia Saudí en Estambul en el momento del crimen, Mohamed al Otaibi, fueron exonerados.

Jashogi, un periodista crítico con la casa real saudí y que trabajaba para ‘The Washington Post’, desapareció el 2 de octubre de 2018 tras entrar en el consulado saudí en Estambul para gestionar unos documentos para poder casarse con su pareja, Hatice Cengiz. Allí fue asesinado y descuartizado, sin que sus restos hayan sido hallados.

Tags

Lo Último


Te recomendamos