Noticias

O.Pró El Gobierno palestino acusa a Israel de “incrementar deliberadamente las tensiones en Jerusalén”

Critica la visita de Lapid a la Puerta de Damasco tras los últimos enfrentamientos en la zona

Critica la visita de Lapid a la Puerta de Damasco tras los últimos enfrentamientos en la zona

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Gobierno palestino ha acusado este lunes a Israel de «incrementar deliberadamente las tensiones en Jerusalén» coincidiendo con el inicio del mes de Ramadán, después de los enfrentamientos registrados durante los últimos dos días frente a la Puerta de Damasco, una de las principales entradas a la Ciudad Vieja de la localidad.

El Ministerio de Exteriores palestino ha señalado en un comunicado publicado en su página web que «condena en los términos más firmes las violaciones y crímenes de la ocupación» y ha hecho al Ejecutivo israelí «directa y totalmente responsable de los resultados y repercusiones de su deliberada acción para incrementar las tensiones en Jerusalén».

Así, ha manifestado que las autoridades israelíes «se apresuran para completar el proceso de israelización y judaización de Jerusalén e imponer la soberanía israelí sobre los lugares santos cristianos e islámicos, con una división temporal de la Explanada de las Mezquitas».

El Ministerio de Exteriores palestino ha criticado además la entrada de «rabinos y colonos» en la Explanada de las Mezquitas, conocida por los judíos como Monte del Templo, y ha recalcado que «es prueba de las intenciones malignas de Israel para dar la impresión de que Jerusalén es capital del Estado ocupante».

Horas antes, había condenado la «provocativa» visita realizada por el ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, a la Puerta de Damasco y había criticado su promesa de reforzar la presencia de fuerzas de seguridad, que describió como «una incitación contra los palestinos con el privilegio de acusarlos por adelantado».

Lapid afirmó el domingo durante una visita a la zona con el jefe de la Policía, Kobi Shabtai, y varios parlamentarios de su partido que las fuerzas de seguridad contaban con «el apoyo total» del Gobierno. «Es un momento difícil y tenso, pero tenemos una fuerza policial de la que podemos depender», dijo.

En este sentido, el ministro detalló que otros 8.000 agentes serán desplegados en todo el país de cara a las fiestas de Pascua y Pésaj ante el reciente repunte de las tensiones, que incluyó enfrentamientos a última hora del domingo entre manifestantes palestinos y fuerzas de seguridad cerca de la Puerta de Damasco.

Los incidentes, que tuvieron lugar por segundo día consecutivo, incluyeron el lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de las fuerzas de seguridad, que detuvieron a un número indeterminado de personas por su presunto papel en el lanzamiento de botellas y piedras contra los agentes, según ha recogido el diario ‘The Times of Israel’.

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, denunció la semana pasada que el país «hace frente a una oleada de terrorismo árabe» después de un ataque armado en la ciudad de Bnei Brak, situada en los alrededores de Tel Aviv, que dejó al menos cinco muertos.

El ataque tuvo lugar tras la muerte de cuatro personas el 22 de marzo en un atropello intencionado y posterior ataque con arma blanca en la ciudad de Bersheeba (sur) y la muerte de dos policías tras ser tiroteados el domingo en Hadera. Estos ataques fueron reclamados por Estado Islámico.

Asimismo, durante la jornada del jueves murieron dos palestinos en una operación de seguridad en la ciudad cisjordana de Yenín (norte), mientras que un israelí resultó herido tras ser apuñalado en un autobús cerca de un asentamiento en Cisjordania, suceso que se saldó con la muerte del atacante.

Posteriormente, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) amenazó con «incrementar» la «resistencia» ante las fuerzas de seguridad de Israel, mientras que la Autoridad Palestina acusó al Gobierno israelí de «incrementar las tensiones de forma deliberada».

Tags

Lo Último


Te recomendamos