Noticias

Melissa Lucio, primera latina que será ejecutada en Texas por muerte de su hija

El 27 de abril podría vivir sus últimos momentos, acusada del asesinato de su hija.

No cabe duda de que el caso de Melissa Lucio es uno de los más polémicos que se ha dado en Estados Unidos y, más precisamente, en Texas.

Ella puede convertirse en la primera latina ejecutada en este estado, a pesar de que luego de más de una década no se ha esclarecido del todo la muerte de su hija de dos años.

Acusada de asesinar a su hija de dos años

El “Día D” es el próximo 27 de abril, cuando la mujer podría vivir sus últimas horas.

Y es que en 2008 fue hallada culpable por un jurado del condado de Cameron del asesinato de su su hija Mariah Elizabeth Álvarez.

Hace 14 años, el jurado determinó que la mexicoestadounidense había “golpeado y torturado” a su descendiente hasta matarla.

Buscan presentar que es inocente

Luego de pasar más de una década tras las rejas, sus abogados aseguran que una nueva revisión del material probatorio del caso demuestra que Melissa es inocente y que fue presionada para entregar una confesión bajo presión.

De este modo, para lograr que la ejecución se suspenda o, por lo menos, se aplace por 120 días más, la defensa de Melissa entregó una solicitud de clemencia ante la junta de perdones de Texas.

La solicitud, que tiene el apoyo de cerca de 100 legisladores estatales, tanto demócratas como republicanos, y de cuatro miembros del jurado que sentenció a la mujer en su momento, debe ser aprobado por la junta de perdones y por el gobernador Greg Abbott.

Además, los integrantes del jurado que firmaron la solicitud de clemencia argumentan que tenían “serias preocupaciones” de que se les hubiera ocultado información durante el juicio inicial y aseguraron apoyar una reducción de los cargos.

¿Qué pasó?

Melissa, quien solía cambiar seguido de vivienda y está documentado que vivía en una pobreza extrema, declaró el 15 de febrero de 2007 que la niña se quedó sin supervisión en una mudanza.

Explicó que cuando se dio cuenta que no estaba, corrió a buscarla hasta que la encontró llorando al pie de las escaleras, con algo de sangre en los dientes.

Pero, al no encontrar otras heridas, continuó con sus labores cotidianas. Dos días después, el papá de la niña llamó a emergencias porque la pequeña no estaba respirando.

Declaran asedio de los agentes

Sin embargo, la defensa de Melissa alega que fue obligada por los agentes para declarar que había torturado y matado a su hija.

“Lo que vimos en el momento de su juicio es que hubo un afán de juzgar. Los fiscales y la policía asumieron que Melissa era culpable basándose en su presunción de cómo se ve una madre en duelo.

“No se reconoció que Melissa estaba experimentando síntomas de su desorden traumático debido a que toda su vida fue víctima de abuso sexual infantil y violencia por parte de sus parejas”, dijo Sandra Babcock, una de las abogadas de Melissa.

Habrá que esperar para ver si las pruebas de la defensa logran cambiar la sentencia de la latina.

Tags

Lo Último


Te recomendamos