Noticias

UCA: No hay interés en que participen en juicio por matanza

SAN SALVADOR (AP) — La Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) aseguró el lunes que no hay interés del sistema de justicia salvadoreño para que participe en el juicio contra el expresidente Alfredo Cristiani, un exdiputado y 11 altos mandos de la fuerza armada que supuestamente participaron en la matanza de seis sacerdotes jesuitas y sus dos colaboradoras perpetrada por un comando de las fuerzas élites del ejército salvadoreño en noviembre de 1989.

El rector de la UCA, el padre Andreu Oliva, afirmó en conferencia de prensa que el centro es blanco de una campaña de acoso en su contra. Esta universidad ha encabezado la defensa y lucha de las víctimas para que se haga justicia en tres décadas, aunque ha tenido marcadas diferencias con el gobierno y se han formulado acusaciones recíprocas.

El padre Oliva dijo que el proceso penal contra los supuestos autores intelectuales de la matanza se da en un ambiente en el que los acusan “de no estar interesados en la justicia, de proteger algunos de los imputados en este proceso judicial o incluso pues de ya no estar al lado de las víctimas”.

Recordó que desde que ocurrió la matanza han estado al servicio de las víctimas y trabajado con ellas en defensa de sus derechos. Hizo un recuento de cómo han luchado en los tribunales para llevar ante la justicia a los autores materiales e intelectuales, lo que según asegura ha impedido el sistema.

Criticó que el Juez Tercero de Paz de San Salvador, Campos Orellana, rechazó la participación del abogado querellante que representa al hermano del padre Ignacio Ellacuría, una de las víctimas. La fiscalía general de la República no puso objeción ante la decisión del juez.

“Creo que es una muestra más de que no se quiere que las víctimas participen en el proceso”, dijo.

Sin embargo, el rector de la UCA reconoció que la reapertura del caso se logró debido a la decisión de la nueva Fiscalía. “En base a estos hechos, pues considero que hay un interés de la Fiscalía que haya un proceso real”, manifestó.

La ley de amnistía general de 1993, promulgada en el gobierno del presidente Alfredo Cristiani (1989-1994) y derogada en 2016, ha impedido procesar a los involucrados en crímenes de guerra.

Ante un recurso presentado por la Fiscalía, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema ordenó a la Sala de lo Penal modificar la resolución del 8 de septiembre de 2020, que establecía que no debería de investigarse a los autores intelectuales de la matanza y decretaron el sobreseimiento definitivo. Después de conocer la resolución, la UCA presentó una denuncia ante la Fiscalía contra dos magistrados por negarse a reabrir el caso, pero no se le había dado trámite.

El Ministerio Público pidió en noviembre a la Corte Suprema que anulara el fallo de la Sala de lo Penal y que ordenara la reapertura del caso.

La Fiscalía presentó una acusación contra el expresidente Cristiani y el exdiputado Rodolfo Parker, que en esa época se desempeñaba como asesor jurídico del Estado Mayor de la Fuerza Armada, y contra 11 altos mandos militares de la época a los que se vincula con la autoría intelectual en la matanza.

El Juez Campos Orellana ordenó la captura del expresidente Cristiani para que sea procesado por su presunta participación en la matanza. A Cristiani lo acusan de la responsabilidad penal por omisión en el caso de la masacre, mientras que Parker es señalado por los delitos de fraude procesal y encubrimiento. Los dos fueron citados para el martes, pero no asistieron, ni sus abogados.

Oliva dijo que les parece válida la acusación contra el exmandatario, que la Fiscalía deberá de demostrar en la investigación, “así como debe darse el derecho de defensa al expresidente Cristiani y a cualquiera de los otros imputados”.

Cristiani salió del país en junio de 2021 después de comparecer ante una comisión especial del Congreso que investigaba los sobresueldos de exfuncionarios del gobierno. Cuando se reabrió el caso del asesinato de los jesuitas, su hija Claudia Cristiani publicó algunas fotografías en las que aparece su papá y dijo entonces que: “Casi 100 años después de que mi abuelo migró a El Salvador. Retorno a la madre patria”, es decir Italia, aunque no está claro si se encuentre allí.

Tags

Lo Último


Te recomendamos