Noticias

ACNUR: Exodo ucraniano asciende a 2,8 millones de refugiados

PRZEMYSL, Polonia (AP) — A medida que la guerra de Rusia en Ucrania se convierte en una nueva y dura realidad para millones de ucranianos, las decenas de miles de personas que emprenden a diario un viaje cada vez más traicionero hacia la seguridad que ofrece la Unión Europea cargan con la incertidumbre de no saber cuándo volverán a casa, o incluso si lo harán algún día.

Tras la invasión rusa, más de 2,8 millones de personas han huido de Ucrania, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y la inmensa mayoría busca refugio en Polonia, que ha acogido a más de 1,7 millones de personas en los últimos 19 días.

En la ciudad fronteriza polaca de Przemysl, algunos de los que huyen, en su mayoría mujeres y niños, están agotados y sólo desean que la guerra y la violencia cesen.

“Lloro todo el día por el dolor de tener que separarme de mis seres queridos, de mi marido, de mis padres”, dijo Alexandra Beltuygova, de 33 años, que huyó de Dnipro, una ciudad situada entre las asediadas metrópolis de Kiev y Mariúpol.

“Entiendo que quizá no los veamos. Deseo que esta guerra termine”, manifestó.

En un centro para refugiados en Suceava, en el norte de Rumania, Lesia Ostrovska, de 28 años, vigilaba a su hijo de un año mientras su hija, de 8, jugaba cerca con otros niños desplazados por la guerra.

“Dejé a mi marido, a mi padre, a mi madre, a mis abuelos”, relató Ostrovska, que es de Chernivtsi, en el oeste de Ucrania. “Es difícil estar con niños, en el autobús, aquí en esta situación… Tenemos la esperanza de que la guerra termine pronto y podamos volver a casa”.

Mientras los combates, que ya van por su tercera semana, se cobran un alto precio de vidas humanas en Ucrania y las tropas rusas bombardean numerosas ciudades del país, la cifra de personas que cruzan a la Unión Europea ha empezado a disminuir poco a poco en los últimos días.

En Hungría, donde han entrado hasta ahora unos 255.000 refugiados, sólo 9.000 personas cruzaron la frontera con Ucrania el domingo, frente a más del doble de personas que lo hicieron el 1 de marzo, según la policía.

En Eslovaquia, adonde han huido más de 200.000 personas, el domingo cruzaron la frontera menos de 9.000, frente a los más de 12.000 contabilizados cuatro días antes. En Polonia, se admitieron unos 82.000 refugiados, lo que supone un descenso con respecto a un máximo diario anterior de unos 129.000. También el domingo, 14.475 ucranianos entraron en Rumania, un 13% menos que el día anterior, según la policía de fronteras.

Tags

Lo Último


Te recomendamos