Noticias

Túnez.- El expresidente Moncef Marzuki denuncia que Saied “está en camino de liquidar todos los logros de la revolución”

Pide al Ejército que “no siga” las órdenes del presidente, “no para tomar el poder, sino para restablecer las instituciones”

Pide al Ejército que «no siga» las órdenes del presidente, «no para tomar el poder, sino para restablecer las instituciones»

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El expresidente de Túnez Moncef Marzuki ha resaltado que el actual mandatario, Kais Saied, «está en camino de liquidar todos los logros de la revolución» de 2011 contra el dictador Zine el Abidine ben Alí, redoblando así las críticas contra el jefe de Estado tras su decisión en julio de 2021 de suspender el Parlamento y disolver el Gobierno para arrogarse todas las competencias.

Marzuki ha señalado en una entrevista concedida a la emisora Radio France Internationale que, antes de llegar al poder, Saied «estaba en la contrarrevolución». «Saied se aprovechó del desencanto con la revolución y de la oleada de populismo en el mundo».

«Es alguien que sale de la nada diciendo: ‘Estoy en contra de los políticos corruptos’ y demás. Funciona. Surfeó esa ola, pero caerá rápidamente porque los populistas no tiene solución alguna para los verdaderos problemas económicos del país», ha explicado.

En este sentido, ha hecho hincapié en que la situación en el país «está bloqueada» por una «fuerza mayor política» después de que Saied «disolviera en la práctica todas las instituciones independiente». «Esto provoca que Túnez, que era un estado democrático, ahora no lo sea», ha lamentado.

Marzuki ha resaltado que se trata de «el regreso a un Túnez gobernado por un solo hombre, por un poder personal, una tradición cultural que está en el espíritu de mucha gente». «La revolución tuvo lugar precisamente para poner fin al poder personal», ha recordado.

En este sentido, ha argüido que «la historia no se repite exactamente de la misma forma», si bien ha alertado de que el país se dirige a «una explosión social» y ha abogado por «canalizarla» para que «no sea destructiva».

Marzuki ha destacado además que considera posible un golpe de Estado militar, si bien ha incidido en que «no es del todo deseable». «Pido al Ejército que haga de su causa la Constitución. Saied se ha convertido en un presidente ilegítimo y pido al Ejército que no siga sus órdenes, no para tomar el poder, sino para restablecer esas instituciones», ha puntualizado.

Por otra parte, ha criticado el calendario propuesto por Saied para un referéndum constitucional y celebrar legislativas en diciembre y ha manifestado que la población «sabe que (la Carta Magna) será aprobada con el 99,99 por ciento, como en todas las dictaduras».

Por ello, ha abogado por celebrar elecciones presidenciales y legislativas «en un plazo extremadamente corto» para devolver la legitimidad a las autoridades y ha agregado que «el Estado no puede sufrir esta inestabilidad política que va contra un relanzamiento económico».

Marzuki ha criticado además la condena a cuatro de años dictada en diciembre contra él, un veredicto que ha tildado de «surrealista». «Tienen miedo a que sea candidato en 2024, así que con esta condena buscan que no lo sea», ha zanjado

Las autoridades de Túnez emitieron una orden de arresto internacional a primeros de noviembre contra el exmandatario semanas después de que Saied le retirara el pasaporte diplomático tras sus últimas críticas contra Saied por sus medidas excepcionales.

En concreto, Marzuki publicó un mensaje en la red social Facebook en el que acusaba al mandatario de dar «un golpe de Estado» y aseguró que «no le reconoce (a Saied) como presidente» y que «no se ve afectado» por las decisiones de unas autoridades que considera «ilegítimas».

Saied anunció en octubre la retirada del pasaporte de Marzuki y ordenó la apertura de una investigación por sus llamamientos a boicotear la cumbre de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF), que estaba previsto se celebrara en la isla de Yerba, como forma de protesta ante las decisiones del presidente.

La propia OIF anunció que la cumbre quedaba aplazada un año ante las tensiones políticas en el país e hizo hincapié en que la decisión había sido tomada «para permitir a Túnez organizar este importante evento en las condiciones más óptimas».

Tags

Lo Último


Te recomendamos