Noticias

Múnich despediría a director ruso por invasión de Ucrania

NUEVA YORK (AP) — El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, amenazó con destituir a Valery Gergiev como director principal de la Filarmónica de Múnich a menos que diga públicamente a más tardar el lunes que no apoya la invasión rusa de Ucrania.

El director ruso de 68 años es amigo del presidente ruso Vladimir Putin y apoyó la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014.

“Le he dejado clara mi posición a Valery Gergiev y le he pedido que se distancie clara e inequívocamente de la brutal invasión que Putin está librando contra Ucrania y ahora en particular contra nuestra ciudad gemela, Kiev”, dijo Reiter en un comunicado el jueves. “Si Valery Gergiev no adopta una postura clara para el lunes, ya no podrá seguir siendo el director titular de nuestra filarmónica”.

Gergiev ha sido el director titular de Múnich desde la temporada 2015-16. También es director musical del Teatro Mariinsky en San Petersburgo, Rusia, y del Festival de las Noches Blancas en la misma ciudad.

El anuncio del alcalde se produjo el mismo día en que la Filarmónica de Viena despidió a Gergiev como director de una gira de cinco conciertos por Estados Unidos que comienza en el Carnegie Hall el viernes por la noche.

“Este cambio se hizo debido a los acontecimientos mundiales recientes”, dijo Synneve Carlino, portavoz del Carnegie Hall.

Ron Boling, un vocero de la orquesta, dijo que la filarmónica no haría declaraciones cuando se le preguntó si la decisión la tomó la orquesta, Gergiev o el Carnegie.

El Teatro alla Scala de Milán también envió una carta a Gergiev el jueves pidiéndole que haga una declaración clara a favor de una resolución pacífica en Ucrania, o no se le permitirá regresar para completar su compromiso dirigiendo “La dama de picas» de Chaikovski.

Gergiev fue cuestionado ligeramente por el público durante una actuación el miércoles por la noche, pero la situación cambió drásticamente con la invasión rusa durante la noche, dijo el portavoz del teatro, Paolo Besana. Su próxima aparición está programada para el 5 de marzo en Milán.

El alcalde de Milán, Giuseppe Sala, a la vez presidente de La Scala, dijo que la solicitud se hizo porque Gergiev había declarado su cercanía a Putin en múltiples ocasiones.

“Le estamos pidiendo que tome una postura clara en contra de esta invasión, y en caso de que no lo haga, nos vemos obligados a renunciar a la colaboración”, dijo Sala. “Está claro que la cultura puede ir a otros niveles, pero ante una situación así hay que actuar”.

La Scala dijo el viernes que aún no había recibido una respuesta.

Las publicaciones en línea en los últimos días habían prometido protestas en el Carnegie Hall, donde Gergiev dirigiría a la Filarmónica de Viena el viernes y sábado por la noche y el domingo por la tarde. Luego, la orquesta viaja a Hayes Hall en Naples, Florida, para conciertos el martes y miércoles.

El director musical de Metropolitan Opera, Yannick Nézet-Séguin, reemplazará a Gergiev en los conciertos del Carnegie, lo que creará una agenda apretada. Nézet-Séguin encabeza el estreno en la Met de la versión original en francés de “Don Carlos” de Verdi en una función de cinco horas el lunes por la noche.

El pianista ruso Denis Matsuev no actuará como estaba previsto el viernes y fue reemplazado por el surcoreano Seong-Jin Cho. En 2014, Matsuev dijo que apoyaba la anexión de Crimea por parte de Rusia.

Viena dijo que los programas de fin de semana permanecerán sin cambios y que se anunciará un director para los conciertos de Florida.

Semyon Bychkov, otro director ruso de alto nivel, emitió un comunicado en el que criticaba al gobierno ruso. El músico de 69 años es director musical de la Filarmónica Checa y fue director musical de la Orquesta de París de 1989 a 1998. Emigró a Estados Unidos en 1975 y vive en Europa desde la década de 1980.

“El silencio ante el mal se convierte en su cómplice y termina por volverse su igual. La agresión rusa en Ucrania nos lleva a lo que mi generación esperaba que nunca volviera a suceder: la guerra”, dijo Bychkov. “Hay que estar loco para referirse al colapso de la Unión Soviética como la mayor tragedia del siglo XX, así lo definió Putin, en lugar de regocijarse por el hecho de que ocurrió sin derramamiento de sangre y puso fin al secuestro de muchas naciones además de la propia Rusia”.

El director musical de la Orquesta Sinfónica de Chicago, Riccardo Muti, dio el raro paso de dirigirse a la audiencia antes de una presentación de la Novena Sinfonía de Beethoven en el Orchestra Hall el jueves por la noche.

“Lo que estamos viendo en la televisión es horrible”, dijo Muti. “Y, esta noche en el movimiento final de la sinfonía, Beethoven tomando el texto de Schiller, habla de alegría, alegría, alegría. Pero pensaremos en ese momento que la alegría sin paz no puede existir. Y entonces, espero que desde esta maravillosa sala, de la orquesta, del coro, de ustedes, llegue un mensaje a todas las personas de que no solo en Ucrania sino en el mundo están creando violencia, odio y una extraña necesidad para la guerra: estamos en contra de todo eso”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos