Noticias

España.- El comunicado pactado en la cumbre del PP incluía un apoyo a Feijóo para una nueva etapa que él quiso quitar

Monago, Iturgaiz y la presidenta de Cantabria, entre las intervenciones más duras y ásperas en esa maratoniana reunión

Monago, Iturgaiz y la presidenta de Cantabria, entre las intervenciones más duras y ásperas en esa maratoniana reunión

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El comunicado acordado por unanimidad que puso punto final a la cumbre de Pablo Casado con los ‘barones’ del PP en la madrugada del jueves tenía una versión en un borrador que incluía un apoyo explícito a Alberto Núñez Feijóo para liderar la nueva etapa. Sin embargo, el presidente de la Xunta, que quiere marcar sus tiempos, quiso eliminar esa parte, según han informado a Europa Press dirigentes presentes esa noche en la calle Génova 13.

El comunicado que se difundió a la prensa decía que se ha solicitado a Casado que «continúe en su cargo hasta el congreso extraordinario y urgente» que se celebrará los días 2 y 3 de abril, a cambio de dejar constancia también de «su decisión de no concurrir al próximo congreso nacional», dejando así el camino libre a Feijóo.

Ya entrada la madrugada, después de varias horas de reunión con momentos de tensión, Casado y Feijóo salen a redactar un comunicado. Están todos en la segunda planta de Génova (en una sala grande donde se celebran los Comités Ejecutivos y las noches electorales) que está situada a escasos metros de la zona de prensa del partido. El ‘barón’ gallego pregunta si alguien le echa una mano y se ofrece entonces el manchego Paco Núñez.

La voz cantante en el redactado final la llevan dos personas de la máxima confianza de Feijóo, su jefa de prensa y su jefa de gabinete, mientras que Casado va entrando y saliendo de la sala donde se está dando forma a ese comunicado, según las fuentes consultadas. Por allí están también dos colaboradores de Teodoro García Egea, un hecho que disgusta a algunas fuentes consultadas.

DOS BORRADORES DE COMUNICADO

En el comunicado se metió un párrafo dejando claro que los presidentes habían expresado su apoyo a Feijóo y que contaba con su aval para tomar las riendas del PP en esta nueva etapa. Sin embargo, ese párrafo al final se eliminó a petición de presidente de la Xunta, que dijo que agradecía la confianza pero que él marcaría sus tiempos.

Otras fuentes han indicado a Europa Press que llegó a haber dos versiones de comunicado. Uno en el que se incluía ese respaldo a Feijóo y otro en el que no aparecía y que es el que al final se difundió a la prensa al término de la reunión.

En cualquier caso, todos los ‘barones’ territoriales salieron esa noche de Génova brindando públicamente su apoyo a Feijóo en las declaraciones públicas que realizaron ante los numerosos periodistas que seguían aguardando en la puerta pese a las altas horas de la madrugada.

MONAGO, ITURGAIZ Y BURUAGA, LOS MÁS DUROS

Las intervenciones más duras contra Casado en esa cumbre de ‘Génova’ vinieron, según varias fuentes consultadas, del extremeño José Antonio Monago, el vasco Carlos Iturgaiz y la cántabra María José Sáenz de Buruaga.

Fueron los que emplearon un lenguaje más áspero, a pesar de que prácticamente todos los presentes en esa reunión estaban de acuerdo en que el líder del PP debía marcharse para frenar la «sangría» de votos que sufre el PP y poner solución a la «desafección» entre la calle y la dirección del partido.

Los presidentes «más casadistas», como los definen algunas fuentes y que han sido elegidos durante su mandato, hicieron una labor de distensión, pidiendo aparcar los reproches al líder del PP y centrarse en construir, con la vista puesta en el futuro que va a representar el nuevo equipo que salga del congreso extraordinario de abril. A esta tesis se sumaron también el andaluz Juanma Moreno y el propio Feijóo, que quiso buscar en todo momento el consenso y la unanimidad, según fuentes presentes en la cita.

Tags

Lo Último


Te recomendamos