Noticias

Italia.- Una de las testigos del caso por las fiestas ‘bunga bunga’ declara que Berlusconi le pagó un piso en Roma

La cantante Cristina Ravot ha afirmado este miércoles que Silvio Berlusconi le pagó un piso de 1,7 millones de euros en el centro de Roma, como parte de su declaración en el marco del caso ‘Ruby’, en el que el exprimer ministro italiano está acusado de corrupción y manipulación de testigos por las fiestas ‘bunga bunga’, en las que habrían participado menores de edad.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La cantante Cristina Ravot ha afirmado este miércoles que Silvio Berlusconi le pagó un piso de 1,7 millones de euros en el centro de Roma, como parte de su declaración en el marco del caso ‘Ruby’, en el que el exprimer ministro italiano está acusado de corrupción y manipulación de testigos por las fiestas ‘bunga bunga’, en las que habrían participado menores de edad.

«Lo hizo porque siempre ayudaba a los que estaban a su alrededor a comprar una casa porque según él, la casa es fundamental. Nos dijo que de pequeño había sufrido precisamente por problemas con la casa y por eso quería ver tranquila a la gente», ha relatado Ravot en el tribunal.

La mujer ha confirmado que ha sido una de las muchas que han participado en las controvertidas veladas –«cenas muy elegantes», según ella– que Berlusconi solía celebrar en algunas de sus villas. «Me quería como una mujer hermosa, puede haber habido un acercamiento, le gusta enamorar a todos, mujeres y hombres, yo lo quería mucho», ha dicho durante el juicio, informa el diario ‘La Repubblica’.

Ravot ha contado que este gesto se produjo como consecuencia de que su imagen apareciera en los periódicos como «la nueva novia» de Berlusconi, relacionándola «indebidamente» con el caso ‘Ruby’, lo que provocó que perdiera un contrato televisivo y se viera obligada a vender el piso, de cuyos gastos el exprimer ministro finalmente se hizo cargo.

Desde 2011 y durante años, Berlusconi estuvo ingresando en su cuenta 2.500 euros mensuales para sufragar todos estos gastos, así como los que la testigo mantenía con la Agencia Tributaria italiana. Antes de 2008, cuenta, recibió dos pagos de 50.000 euros «como reembolso de los gastos de la velada» en la que participó.

«Siempre me llamaba porque le gustaba ver cantar a una chica hermosa, pero luego se preocupaba constantemente y me decía que quería hacer algo por mí. Le dije que no, entonces me convenció de que me regalaría la casa», ha testificado.

Otra de las testigos que ha declarado este miércoles ha sido la corista venezolana y antigua concursante de un programa de televisión Carolina Marconi, quien ha asegurado que Berlusconi siempre se ha comportado como «un padre».

«Lo conocí en 2008 en una boda, me ayudó cuando me separé de mi marido. Me pagó los abogados que están conmigo desde hace diez años», así como a sufragar unas deudas por un inmueble. «Tenía ojos para todos», ha relatado en calidad de testigo esta mujer a la que también se sitúa en una de estas «cenas elegantes».

Es la primera vez que ambas mujeres declaran por este juicio, a cuya sesión de este miércoles no se han presentado otros diez testigos que estaba previsto que acudiesen. La siguiente vista está fijada para el 2 de marzo, donde comparecerán los asesores técnicos de la defensa del líder de Forza Italia.

El caso ‘Ruby’ recibe el nombre del alias que utilizaba la bailarina Karima El Mahroug, quien según la Fiscalía tenía 17 años cuando acudía a estas fiestas. El proceso ha dado lugar a tres juicios paralelos, en el primero Berlusconi fue acusado, aunque finalmente absuelto, de extorsión y prostitución infantil; el segundo está relacionado con una serie de personalidades que habrían contratado a las chicas; y este último por falso testimonio y soborno de testigos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos