Noticias

El Gobierno hace retroactiva la extensión de las ayudas por hijos con enfermedades graves hasta los 23 años

El Gobierno ha hecho retroactiva la extensión de las ayudas por cuidado de hijos con enfermedades graves hasta los 23 años, tal y como publica este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE). De esta forma, también tendrán acceso a esta prestación las familias cuyos hijos hubieran cumplido los 18 años antes de que se modificara la ley.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ha hecho retroactiva la extensión de las ayudas por cuidado de hijos con enfermedades graves hasta los 23 años, tal y como publica este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE). De esta forma, también tendrán acceso a esta prestación las familias cuyos hijos hubieran cumplido los 18 años antes de que se modificara la ley.

«Al fin se ha hecho justicia», ha celebrado, en declaraciones a Europa Press, Isabel González, la madre de una joven con Atrofia Muscular Espinal (AME) y un 100% de discapacidad, que lanzó una petición en la plataforma Change.org en 2019 con la que consiguió más de 100.000 firmas para que se ampliara la prestación por cuidado de menores afectados por enfermedades graves, pero que hace unas semanas vio denegada su ayuda por haber cumplido su hija 18 antes de que se modificara la ley.

En la Ley de Presupuestos Generales del Estado para este año, se introdujo una modificación de la Ley General de la Seguridad Social por la que se extendía la prestación para familias con hijos con enfermedades graves hasta los 23 años, una ampliación que venían reivindicando desde hace años las familias en esta situación.

Si bien, en la modificación reseñada no se previó el establecimiento de un régimen transitorio para aquellos supuestos en los que, con anterioridad al 1 de enero de 2022, se hubiese extinguido la prestación económica por haber cumplido el menor de edad los 18 años.

Este era el caso de la hija de Isabel, que cumplió la mayoría de edad el pasado 15 de julio de 2021.

Cuando se aprobó la ampliación hasta los 23 años, Isabel González celebró la noticia pero hace unas semanas, su mutua le comunicó que le denegaban la ayuda ya que dicha prestación estaba «extinguida con anterioridad a modificarse la edad máxima de 23 años».

Las familias denunciaron esta situación al quedarse en un «limbo» sobre todo, en el momento en el más lo necesitan ya que, tal y como explica esta madre, cuando los hijos con enfermedades graves se van haciendo cada vez más mayores es cuando necesitan de un mayor cuidado.

De acuerdo con la ley, los cuidadores de un hijo en esta situación pueden reducirse la jornada de trabajo en, al menos, un 50%.

En el caso de Isabel, ella se la redujo al 100% porque su hija necesita su ayuda de forma constante. Ahora, está estudiando una carrera en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y ella es la que la lleva, la ayuda en los cambios de clase y la recoge.

Ahora, con esta ampliación, Isabel podrá seguir dedicándose a su hija todo el tiempo que la necesita, «al 100%».

Tags

Lo Último


Te recomendamos