Noticias

Burkina Faso.- Burkina Faso aboga por regular las minas de oro tras la muerte de más de 60 personas en una explosión

El líder de la junta y presidente de transición de Burkina Faso, Paul-Henri Sandaogo Damiba, ha abogado por regular el funcionamiento de las minas de oro en el país tras la muerte de más de 60 personas por una explosión en una instalación en la provincia de Poni (sur).

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El líder de la junta y presidente de transición de Burkina Faso, Paul-Henri Sandaogo Damiba, ha abogado por regular el funcionamiento de las minas de oro en el país tras la muerte de más de 60 personas por una explosión en una instalación en la provincia de Poni (sur).

«Este drama viene a recordar la necesidad de poner en orden la explotación artesanal del oro en nuestro país y revisar las condiciones de importación de materiales explosivos y sobre todo su manipulación en las minas de oro», ha explicado.

Así, ha confirmado que ha dado orden a las autoridades regionales de cerrar «inmediatamente» la mina y ha trasladado sus condolencias a los familiares de las víctimas, según ha recogido el portal burkinés de noticias Burkina 24.

Damiba ha aplaudido además «la rápida reacción y la movilización de las autoridades regionales, de los agentes de salud y las fuerzas de defensa y seguridad, así como de la población, que permitieron dar rápidamente atención a los heridos».

Por su parte, el director de respuesta de la organización no gubernamental World Vision en Burkina Faso, Antoine Sanon, ha recordado que «la extracción de oro no suele estar regulada en Burkina Faso y los niños y jóvenes suelen trabajar en las minas, donde se les hace descender a pozos artificiales o se arrastran por túneles para cavar o trabajar en entornos impregnados de minerales y de sustancias químicas como el cianuro que se utilizan en el proceso de extracción».

«Esperamos que esta explosión lleve a examinar el sector minero, que es uno de los principales violadores de los derechos de los niños. Burkina Faso es uno de los países más pobres del mundo y los niños y niñas suelen ser explotados al no existir otras opciones de ingresos. La forma más eficaz de ayudarles es financiar y apoyar proyectos de desarrollo que creen habilidades, promuevan el espíritu empresarial o mejoren la agricultura», ha dicho.

Así, ha hecho hincapié en que «el cambio climático y los conflictos hacen que cada vez más personas, incluidos los niños y niñas, se vean abocados a trabajos peligrosos y de explotación como éste», antes de recordar que «Burkina Faso se enfrenta a una crisis de hambre masiva que afecta a la región del Sahel y a una gran falta de financiación».

«Casi 15 millones de personas en Malí, Níger y Burkina Faso, necesitarán ayuda humanitaria este año. Sólo en estos tres países se necesitan casi 2.000 millones de dólares para la respuesta humanitaria, pero el año pasado los donantes internacionales comprometieron menos de la mitad del dinero necesario. Sin esta financiación, la situación humanitaria empeorará y cada vez más niños acabarán teniendo que bajar a las minas», ha alertado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos