Noticias

Valieva vuelve a hielo olímpico en plena polémica de dopaje

BEIJING (AP) — La estrella del patinaje artístico ruso, Kamila Valieva, quien está en el centro del último escándalo olímpico de dopaje, aspira a subir a lo más alto de un podio que podría no llegar a ver nunca tras disputar el jueves el programa libre de la prueba femenina de patinaje sobre hielo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

El Comité Olímpico Internacional ha anunciado ya que no habrá entrega de flores si Valieva termina entre las tres primeras, lo que creará una incómoda sensación de final inconcluso cuando el evento eche el telón. Tampoco habrá ceremonia de medallas en esta disciplina porque el COI teme que Valieva pueda ser despojada de la suya algún día.

“Habrá un asterisco en los resultados porque, obviamente, serán preliminares a la espera de la investigación», dijo el vocero del COI, Mark Adams. “¿Preferiríamos que todo esto no estuviese ocurriendo? Absolutamente».

La patinadora, de 15 años, dio positivo en el campeonato de Rusia en diciembre por un medicamento para el corazón prohibido. Pero el resultado no se anunció hasta la semana pasada, poco después de ayudar a su equipo a conquistar el oro en la prueba por equipos, una presea que también está en duda.

A principios de semana, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés) la autorizó a competir y determinó, entre otras cosas, que estaba protegida por ser menor de edad y que sufriría un “daño irreparable” si no se le permitía competir. Pero el organismo no se pronunció sobre el alcance total del caso, algo que ocurrirá tras una investigación mas amplia.

El fallo del TAS ha arrojado una sombra de división sobre uno de los eventos más destacado de los Juegos de Invierno.

“¿Me da pena? No lo creo, no diría eso», afirmó la japonesa Kaori Sakamoto, que está tercera tras su programa corto. “Estoy centrada en la competición. De momento, estoy tratando de no pensar en esas cosas. Por supuesto, hubo momentos en los que pensé: ‘¿Qué va a pasar? ¿Qué está pasando?’”.

Valieva ha alegado que el fármaco por el que dio positivo, la trimetazidina, llegó a su organismo por accidente. Pero la Agencia Mundial Antidopaje presentó un escrito en el que afirma que las otras dos sustancias que reconoció haber tomado, L-carnitina e hipoxeno, aunque son legales, socavan el argumento de que podría haber consumido algo prohibido por error.

El hipoxeno se emplea para incrementar el flujo de oxígeno al corazón y la L-carnitina es otro potenciador del flujo oxígeno que está prohibido si se inyecta por encima de ciertos niveles. Cuando estas substancias se combinan con la trimetazidina, es “un indicativo de que está ocurriendo algo más grave”, afirmó el director general de la agencia antidopaje de Estados Unidos, Travis Tygart.

“Se utiliza todo eso para mejorar el rendimiento», agregó. “Esto socava totalmente la credibilidad” de la defensa de Valieva.

Por su parte, el presidente del COI, Thomas Bach, ofreció antorchas olímpicas a los patinadores estadounidenses que ganaron la plata en la prueba por equipos como regalo mientras esperan la resolución de su caso, según pudo saber The Associated Press el miércoles en la noche.

El COI no respondió a las peticiones de comentarios sobre la reunión de Bach con el equipo.

Mientras a su alrededor se sigue el debate por el caso de dopaje, Valieva ha tratado de seguir con su rutina y participó en todas las prácticas que tenía previstas. Y aunque pareció tranquila durante un ensayo de su programa corto, la tensión le pasó factura aparentemente cuando salió de la pista y rompió a llorar.

Y eso que su actuación, que incluyó un tembloroso triple axel, la dejó primera con una ventaja de casi dos puntos sobre sus rivales.

Valieva se negó a hablar con reporteros tras la prueba, aunque tendrá que hacerlo si termina entre las tres primeras el jueves. En sus únicas declaraciones públicas hasta la fecha, dijo a la televisora estatal rusa Channel One el lunes en la noche que “estos días han sido muy difíciles para mí. Estoy contenta pero cansada emocionalmente».

La patinadora tiene previsto dar el máximo en su programa libre, en el que sonará el “Bolero” del compositor francés de principios del siglo XX Maurice Ravel. Su ejercicio incluye tres saltos espectaculares: un cuádruple salchow al inicio, una combinación de cuádruple toe loop y triple toe loopm y otra de cuádruple toe loop y triple salchow.

El programa de Valieva tiene el máximo valor de base, con diferencia, de entre los que compiten, por lo que tendría que fallar en varios de los saltos y realizar una inusual mala actuación para no acabar en lo más alto del podio.

Tags

Lo Último


Te recomendamos