Noticias

Fiscal de Menores: “Siempre que hay un caso grave de violencia juvenil es que algo está funcionando mal”

El Fiscal de Sala Coordinador de Menores, Eduardo Esteban, no cree que haya “un repunte” de violencia juvenil en España aunque ha precisado que cuando se producen hechos “tan graves” como el del menor de 15 años que ha matado a sus padres y a su hermano en Elche, esto revela que “algo está funcionando mal”.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Fiscal de Sala Coordinador de Menores, Eduardo Esteban, no cree que haya «un repunte» de violencia juvenil en España aunque ha precisado que cuando se producen hechos «tan graves» como el del menor de 15 años que ha matado a sus padres y a su hermano en Elche, esto revela que «algo está funcionando mal».

«No creo que haya un repunte en absoluto de la violencia pero cuando se produce un hecho tan grave y tan luctuoso como el de Elche, en general, se produce un cierto alarmismo porque es un hecho muy grave y gracias a Dios muy poco frecuente. Esto nos hace pensar que algo está funcionando mal y, evidentemente que sí, siempre que haya un caso grave de violencia juvenil es que algo no está funcionando bien, tendremos que tomárnoslo en serio, trabajar y mejorar esta situación», ha explicado Eduardo Esteban en declaraciones a Europa Press.

Al Fiscal de Menores le «preocupa» la «escala de valores que se transmite hoy en día a la juventud». «No sé si es la correcta, hay muchas cosas en las que, probablemente, la sociedad está fallando, no solo en el ámbito de la violencia pura y dura, también en el ámbito de las agresiones sexuales que son demasiado frecuentes», ha detallado.

A su juicio, entre los jóvenes existe una carencia de valores como la amistad o el trato humano. «Estamos fomentando que haya un número muy importante de niños que viven absolutamente solitarios, que solo se relacionan a través de las redes y de juegos compartidos, no es una forma de relacionarse completa. La sociedad tiene que pensar que hay que recuperar valores como la amistad, el trato humano, quizá los menores estén hoy en día un poco privados de ellos», ha aseverado.

También hace hincapié en que vienen observando un «repunte» de las agresiones sexuales cometidas por menores, normalmente, contra otras menores pero también contra mujeres adultas. «Son un número muy considerable y preocupante, siguen aumentando», ha advertido.

En cuanto a la violencia entre bandas juveniles, después de que un menor fuera asesinado hace una semana con un machete en Madrid, el Fiscal de Menores considera que «hay que prestar atención» a estos sucesos, «darles una respuesta» y asumirlo como «un problema de España».

«En nuestras estadísticas no aparece la nacionalidad de los autores, se refieren a hechos. No podemos negar la evidencia de que esas bandas existen pero no creo que hoy se puedan considerar bandas que no sean de origen español, hoy en día, están tristemente asentadas, sobre todo, en las ciudades grandes y son un problema de España, nuestro», ha remarcado.

Respecto a las causas de esta violencia, Esteban considera que tiene mucho que ver con la educación. «La única manera de luchar efectivamente, obteniendo resultados, contra la delincuencia juvenil es con educación y con más educación», ha enfatizado.

Al mismo tiempo, el Fiscal de Menores ha explicado que cuando menores de edad perpetran delitos tan graves como el de Elche o como el apuñalamiento de un joven a su profesor en Murcia, la justicia tiene la obligación de reeducarlos.

«Cuando un joven ha cometido un delito está en periodo de formación y el derecho a la educación es obligación del Estado, no puede renunciar a un ciudadano, tiene que reeducarlo, y por la corta duración de las medidas en materia de menores, cuando ese muchacho salga, va a ser muy joven todavía, y lo que hay que trabajar es en recuperarlo, no en cercenarlo. Eso no lo permite nuestra Constitución ni siquiera con los mayores pero mucho menos con los menores donde es obvio que ha fallado el sistema educacional del Estado», ha concretado.

Según ha señalado Esteban, el régimen de internamiento que contempla la Ley de responsabilidad penal del menor para los delitos más graves, como el caso del menor parricida de Elche, es el régimen en un centro cerrado con una duración máxima de ocho años. Durante ese tiempo, el menor internado participa en actividades educativas y formativas. Asimismo, las agresiones sexuales también pueden dar lugar a medidas de internamiento cerrado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos