Noticias

Compre ahora, pague después. Pero tenga cuidado

Esas publicidades televisivas que ofrecían “tres pagos fáciles de 19.99 dólares” fueron pioneras. Si bien las llamadas gratis para comprar algo “como lo que vio en la televisión” ya están pasadas de moda, la idea de poder pagar en cuotas sigue siendo muy popular gracias al floreciente sector de servicios de “compre ahora, pague después”.

Con empresas como Affirm y Klarma, y la emisión de tarjetas de crédito de instituciones como Chase y Citi, hay una cantidad de formas de repartir el costo de compras grandes. Desde ya, hay reglas y limitaciones: Algunos servicios de “compre ahora, pague después” (CAPD) se asocian con vendedores específicos y las firmas que ofrecen tarjetas de crédito exigen que tenga una de sus tarjetas para participar.

Estas limitaciones, no obstante, no impiden que esta forma de comprar cosas sea una tendencia. En junio del 2021, Competiscan, una empresa que estudia y analiza la actividad de márketing directo, detectó un aumento del 530% en las campañas de promoción del sistema CAPD a través de emails en el año pasado. Un 28% de los emails sobre ventas al por menor mencionaron el CAPD en el primer trimestre del 2021.

Con el sistema de CAPD, se contrae una deuda. Si no quiere tener deudas y prefiere ahorrar hasta reunir el dinero para una compra grande, bien por usted. Pero una deuda no es algo inherentemente perverso. Es simplemente una herramienta financiera que puede ayudar a hacer compras grandes. Como ocurre con cualquier herramienta financiera, todo depende de cómo maneja el tema.

Algunas recomendaciones acerca de cómo comprar ahora y pagar después:

SEPA CUÁNTO PUEDE GASTAR

Andrew Gold, asesor financiero de Prestige Wealth Management, firma de Southlake (Texas), ha utilizado el sistema CAPD para financiar gastos grandes, como viajes, cosas para su negocio y un nuevo colchón. Al ser alguien que habla frecuentemente sobre los gastos con los clientes, él recomienda considerar el CAPD incluso cuando puedan pagar algo en su totalidad, ya que pagar a plazos ayudaría a manejar mejor el efectivo.

Antes de elegir un plan de pagos, fíjese cuánto tiene en el banco y cuánto gana por mes, para darse una idea de si está en condiciones de incurrir en otra obligación financiera, además de las que ya tiene.

“Esto no es para alguien que se está quejando siempre de que no tiene dinero o que está pidiendo prestado todo el tiempo”, advirtió. “Es para personas con un ingreso estable, que quieren aprovechar los beneficios y la conveniencia de pagar por algo en cuotas”.

Sí, usted podría comprarse un champú bueno y hacer cuatro pagos de seis dólares por mes, pero el simple hecho de que puede hacerlo, no quiere decir que deba hacerlo. Si bien la opción de CAPF puede ser muy tentadora, puede alentar compras impulsivas cuando una persona está ajustada de dinero. “Vivimos en un mundo de gratificaciones inmediatas”, dice Gold. “Nos dejamos tentar fácilmente y se cometen muchos excesos”.

LEA LA LETRA PEQUEÑA ANTES DE COMPRAR

Antes de hacer una compra grande, averigüe si puede recuperar su dinero devolviendo el producto y qué pasa si el artículo se pierde en el camino o llega dañado. ¿Qué derechos tiene si el vendedor se niega a devolverle el dinero?

Si el vendedor da reembolsos, tal vez no reciba todo lo que pagó si hay intereses involucrados en el método de pago. Affirm, Klarna y Afterpay, por ejemplo, le reembolsarán todo lo que pagó, aunque Affirm hace notar que, si su plan incluye intereses, esa parte del pago no será devuelta. Si quiere cuestionar un cobro porque no le llegó el artículo o estaba dañado, lo primero que debe hacer es contactar al vendedor directamente, como haría si pagó con una tarjeta de crédito. Y note que, si el vendedor le da crédito en su negocio en lugar de un reembolso, usted deberá hacer los pagos en cuotas acordados.

TENGA UNA ESTRATEGIA

Sea selectivo al financiar compras. Hágalo solo con fines específicos, como una serie de adquisiciones para un evento. Alexandria Broward usó ese recurso cuando ella y su novio decidieron casarse en un mes.

Tenían tres semanas para comprar un vestido de novia y resolver una cantidad de cosas, por lo que Broward usó su tarjeta de crédito y apeló a la opción de CAPD para su vestido. Encargó varios vestidos y pagó una parte del costo. Devolvió todos menos uno y le reembolsaron el dinero de esa ropa. Su táctica fue no poner todo en tarjetas de crédito. También usó la opción de CAPD para comprar zapatos de 400 dólares para la boda. “Encajaban justo con el vestido”, dijo. “Si tengo una hija, ella tendrá esos mismos”.

“Fue una gran solución y un gran servicio para mi situación, dado que hicimos todo a último minuto”, agregó.

______________________________________

Esta columna fue suministrada a la Associated Press por el portal de finanzas personales NerdWallet. Sara Rathner trabaja para NerdWallet. Email: srathner@nerdwallet.com. Twitter: @SaraKRathner.

ENLACES RELACIONADOS:

NerdWallet: What is buy now, pay later? https://bit.ly/nerdwallet-bnpl

Competiscan: Trends in buy now, pay later https://www.competiscan.com/2021/06/10/trends-in-buy-now-pay-later/

_____

Esta historia fue publicada inicialmente el 14 de octubre de 2021. Se reenvía el 17 de febrero de 2022 para corregir algunas imprecisiones en la traducción hecha por The Associated Press e incorporar elementos que quedaron fuera en la primera versión.

Tags

Lo Último


Te recomendamos