Noticias

Colombia.- Condenan a 40 años de prisión a ‘Jorge 40’, antiguo jefe de las paramilitares AUC

Un tribunal de Bogotá ha impuesto 40 años de prisión a Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, antiguo líder paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) por el asesinato de dos civiles en 1999 en la capital colombiana.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Un tribunal de Bogotá ha impuesto 40 años de prisión a Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, antiguo líder paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) por el asesinato de dos civiles en 1999 en la capital colombiana.

‘Jorge 40’, quien ya cumplió una pena de prisión de doce años en Estados Unidos por cargos relacionados con el narcotráfico, ha sido hallado culpable en esta ocasión por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir por las muertes de Rubén Darío Quintero, un comerciante local, y su escolta Rafael Ovalle, el 14 de octubre de 1999 en Bogotá.

El doble homicidio, calificado por el tribunal como un crimen de lesa humanidad, se produjo cuando las víctimas se desplazaron desde la ciudad de Valledupar, departamento de César, a la sede de la Fiscalía General en Bogotá para aportar pruebas sobre la relación de ‘Jorge 40’ con el asesinato del padre de Quintero.

El acusado deberá también abonar una multa equivalente a 6.500 millones de pesos colombianos (1,4 millones de euros). El antiguo jefe de las AUC ya fue condenado el mes pasado a otros cuarenta años de prisión, otra multa millonaria y a veinte años de inhabilitación para ocupar cargos públicos, por un tribunal de Ibagué que decidió acumular una serie de cargos que pesaban sobre él, informa Canal RCN.

‘Jorge 40’ se encuentra preso en una cárcel de Tolima desde 2020, cuando fue deportado por Estados Unidos tras cumplir una pena de doce años por narcotráfico, tras someterse a la política de desmovilización de los grupos paramilitares impulsada por el mandato del expresidente Álvaro Uribe.

Como parte de esos acuerdos, ‘Jorge 40’ reconoció su participación en más de 1.400 delitos, entre ellos 300 masacres, por los que tendrá que responder ahora, mientras se afana por conseguir que sea acogido por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), mecanismo surgido tras los acuerdos de paz con las FARC, y lograr así salir en libertad provisional y una posible condena con beneficios.

Tags

Lo Último


Te recomendamos