Noticias

Ciencia.-Una bacteria enigmática del Gobi se sirve de la fotosíntesis

Una extraña bacteria descubierta hace ocho años en el lago Tian E Hu (lago de los cisnes) en el desierto de Gobi, es capaz de recolectar energía solar.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Una extraña bacteria descubierta hace ocho años en el lago Tian E Hu (lago de los cisnes) en el desierto de Gobi, es capaz de recolectar energía solar.

El nuevo organismo pertenece a un género bacteriano raro llamado Gemmatimonas, y contenía bacterioclorofila, un pigmento relacionado con las clorofilas que se encuentran en las plantas. El análisis de su genoma realizado por una colaboración de científicos europeos y británicos sugirió que esta nueva bacteria realiza una forma antigua de fotosíntesis.

El autor principal, el Dr. Pu Qian, dice en un comunicado: «Este estudio estructural y funcional tiene implicaciones emocionantes porque muestra que G. phototrophica ha desarrollado de forma independiente su propia arquitectura compacta, robusta y altamente efectiva para recolectar y atrapar energía solar».

En su artículo, publicado en Science Advances, el equipo muestra cómo este enigmático organismo recolecta energía luminosa. Explican cómo utilizaron la criomicroscopía electrónica recopilada en cuatro laboratorios diferentes, incluido el Diamond Light Source en el Reino Unido.

Su trabajo reveló la estructura detallada del complejo de fotosíntesis, que comprende 178 pigmentos unidos a más de 80 subunidades de proteínas. Las subunidades captadoras de luz están dispuestas en dos anillos concéntricos alrededor del centro de reacción que convierte la energía luminosa absorbida en una carga eléctrica. «La arquitectura del complejo es muy elegante. Una verdadera obra maestra de la naturaleza», dice el Dr. Michal Koblizek del Institute of Microbiology, República Checa. «No solo tiene una buena estabilidad estructural, sino también una gran eficiencia de captación de luz».

Dado que los pigmentos en el anillo exterior tienen mayor energía que los pigmentos en el centro del anillo, todo el entramado sirve como un embudo. La energía absorbida por los pigmentos en la periferia del complejo se transfiere en varios picosegundos por el gradiente de energía hasta el centro del complejo, donde se transforma en energía metabólica.

Tags

Lo Último


Te recomendamos