Noticias

Justo en la nostalgia: El último Blockbuster, una celebridad que se niega a cerrar

Cuando todos desaparecieron y fueron a la quiebra, este lugar resistió

Hay un dicho popular que dice: “El tiempo se va volando”. Sin duda, cuando volteamos al pasado, nos damos cuenta de cómo se ha modificado la sociedad, desde los hobbies hasta las formas que consumimos.

Para muestra un ejemplo. A finales de la década de los años 90 era imposible pensar que Blockbuster fuera a quebrar.

Si hacemos memoria también vendrá la nostalgia incluida. Y es que, ¿quién no fue a estas tiendas a rentar una película o videojuego para disfrutarlo en casa con los amigos o la familia?

Después de algunos días era tradición ir a entregarla al buzón o la caja.

Sin embargo, la llegada de servicios de streaming, como Netflix, terminaron por perjudicar a Blockbuster hasta llevarlo a su (casi) fin.

Sólo queda una tienda de Blockbuster en el mundo

Y es que la tienda de videos que se encuentra en Bend, Oregon, Estados Unidos, tiene fama mundial, al ser la última franquicia de esta famosa cadena, desde hace tres años.

Como en sus buenos tiempos, se ha inundado de visitantes y pedidos en línea.

Curiosamente, Netflix se encargó de aumentar su visibilidad.

Curioso: Netflix le dio más fama

Desde que salió a la luz el documental “The Last Blockbuster”, en marzo del año pasado, personas de todo el planeta envían flores y hacen llamadas para agradecer que la tienda continúe abierta.

De hecho, mientras algunos miembros del personal realizan las labores diarias del lugar, otros se ocupan de empaquetar pedidos en línea de camisetas, sombreros, máscaras de Blockbuster, todo fabricado por compañías de Bend.

La melancolía y resistencia han hecho que las personas admiren la perseverancia de la última tienda de este tipo que se opone al cambio.

El filme se centra en el trabajo del gerente del negocio, que se convirtió en el último del mundo cuando el Blockbuster de Perth, Australia, cerró hace tres años.

“Es un poco loco, pero es algo muy bueno”, dijo el encargado Sandi Harding a The Bulletin en Bend. “Nos volveremos un poco locos si eso significa mantener la tienda abierta”.

En Blockbuster Bend no tienen planes de cerrar hasta ahora y piensan seguir haciendo historia y disfrutando de ser la última tienda de este tipo.

Ken y Debbies Tisher, los propietarios locales, han alquilado el terreno desde 1992, cuando era una Pacific Video. El lugar fue franquiciado en 2000 para convertirse en Blockbuster.

Apogeo y quiebra de Bolckbuster

En su apogeo esta marca llegó a tener hasta nueve mil tiendas alrededor del mundo. Pero con la llegada de los servicios en streaming, como Netflix, se fue a la baja hasta que se declaró en quiebra en 2010.

Para 2014 todas las tiendas corporativas cerraron. Así, las franquicias de propiedad local, como la de Bend, se tuvieron que valer por sí mismas hasta que desaparecieron todas, menos una.

Este lugar, con base en esfuerzo y perseverancia, se ha ganado el reconocimiento mundial de propios y extraños.

Tags

Lo Último


Te recomendamos