Noticias

FOTOS: Más de 60 millones bajo alerta por el mal tiempo invernal

Por si el problema del coronavirus no fuera un gran reto, ahora las autoridades enfrentan las fuertes nevadas.

Estados Unidos enfrenta un nuevo problema en el inicio de 2022.

Además de estar en lo más alto de la lista de contagios y fallecimientos por coronavirus, de acuerdo a la Universidad Johns Hopkins tiene 59.1 millones y 837 mil, respectivamente, ahora las nevadas también prenden las alarmas de las autoridades.

Fuertes nevadas prenden las nevadas de Estados Unidos

De hecho, más de 60 millones de personas se encuentran bajo alerta meteorológica invernal, por lo que se han tomado medidas preventivas en los estados de Kentucky y Virginia para preparar a la población; en específico, hay un cierre de oficinas gubernamentales y de escuelas.

Y es que se espera que la tormenta invernal que azotó esta región, provoqué trastornos generalizados al arrojar entre cuatro y 12 pulgadas de nieve en principales ciudades.

Según los especialistas se prevén más de 10 pulgadas de nieve en Boston, entre cuatro y seis en Washington, entre tres y cinco en Nueva York y hasta cuatro en Filadelfia.

Pega en los vuelos

En combinación con las interrupciones ocasionadas por el coronavirus y el clima invernal de principios de año, se han puesto de cabeza a miles viajeros aéreos. Hasta el momento se cancelaron cerca de dos mil 600 vuelos del 7 de enero, de acuerdo a flightaware.com.

Como consecuencia, en Connecticut, todos los inmuebles de oficinas estatales del Poder Ejecutivo permanecieron cerradas el primer viernes del año, además de que se les solicitó a los trabajadores no esenciales que laboren a distancia.

“Parece que se trata de una importante tormenta invernal que está a punto de afectar a nuestro estado, con nevadas que se prevé que alcancen tasas de más de una pulgada por hora y que provocarán condiciones de nieve, las cuales se producirán justo en la hora punta de la mañana”, dijo el gobernador Ned Lamont.

Mientras tanto, en la ciudad de Nueva York se activó el plan de clima invernal con cerca de 330 mil toneladas de sal, además de 700 esparcidores y más de mil 600 vehículos de arado en espera; en tanto, Nueva Jersey se declaró en estado de emergencia.

El gobernador Phil Murphy sostuvo que la combinación de nieve y viento puede provocar apagones, debido a la caída de las líneas eléctricas. Animó a la gente a trabajar a distancia si es posible, ya que la tormenta puede hacer que los viajes sean peligrosos.

La situación se vive de manera similar en Massachusetts, Virginia y Kentucky.

Así, las autoridades locales, estatales y federales de Estados Unidos enfrentan un nuevo problema en los inicios de 2022.

Tags

Lo Último


Te recomendamos