Noticias

Reducen los tiempos de aislamiento a personas que den positivo al Covid 19

Pasan de 10 a cinco días. Autoridades de salud en Estados Unidos buscan un punto medio para mantener “el funcionamiento de la sociedad”.

Cambian medidas de aislamiento por Covid-19 en EE UU

Aunque la variante ómicron del coronavirus sigue su rápido avance por todo el mundo, las autoridades sanitarias de los Estados Unidos emitieron una nueva guía sobre los tiempos de aislamiento para las personas contagiadas.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informaron este martes que los pacientes que den positivo al Covid deben cumplir solo cinco días de aislamiento en vez de los 10 que se establecieron al inicio de la pandemia en marzo del año 2020.

Aunque parezca contradictorio, las autoridades dan una explicación sobre los cambios. “No todos esos casos van a ser graves”, declaró la directora de los CDC, Rochelle Walensky. “Queremos asegurarnos de que existe un mecanismo por el que podemos seguir manteniendo el funcionamiento de la sociedad de forma segura mientras seguimos la ciencia”.

Cambian medidas de aislamiento por Covid-19 en EE UU

“El cambio está motivado por la ciencia que demuestra que la mayor parte de la transmisión del SRAS-CoV-2 se produce al principio del curso de la enfermedad, generalmente en los 1 o 2 días anteriores a la aparición de los síntomas y los 2 o 3 días posteriores”, dijeron los CDC, dijo el medio Independent en español.

Reducen los tiempos de aislamiento a personas que den positivo al Covid 19

Todas las personas que den positivo a Covid, incluidas las asintomáticas deben autoaislarse por ese período, y los cinco días siguientes deben usar un cubrebocas “para minimizar el riesgo de infectar a otros”.

Quienes todavía no están vacunados pero que se expusieron al Covid, los CDC recomiendan los cinco días de aislamiento. En este grupo se incluyen las personas que tampoco han recibido la tercera dosis, llamada “de refuerzo”.

Cambian medidas de aislamiento por Covid-19 en EE UU

Los funcionarios insistieron que ya tienen mucha evidencia documentada que el mayor grado de transmisión del virus se da en los primeros dos días y hacia el final del cuadro.

Un equilibrio para las economías

Sin duda, el 2020 fue el peor año para la economía mundial debido al impacto del coronavirus. La imposibilidad de contar con una vacuna y la expansión de la enfermedad hicieron más complejo el problema.

Cientos de empresas cerraron, otras arrastran grandes deudas, especialmente en los Estados Unidos. El mercado de valores se fue a la baja y los inversores de riesgo huyeron a la espera de mejores escenarios.

De acuerdo con la edición de junio de 2020 del informe Perspectivas económicas mundiales del Banco Mundial (BM) el año 2020 “sería la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y la primera vez desde 1870 en que tantas economías experimentarían una disminución del producto per cápita”.

Cambian medidas de aislamiento por Covid-19 en EE UU

En lo referente a América Latina, el BM pronosticó un desplome de la actividad económica en un 7,2 %. Como se sabe, las fracturas en las cadenas de suministros paralizaron plantas, fábricas y grandes corporaciones generadoras de empleo. Ello conllevó a episodios de escasez de productos que impactaron directamente en los consumidores.

A diferencia de 2020, el año 2021 concretó la masificación de las vacunas, la existencia de una mayor información sobre el comportamiento de la enfermedad y con ello la reducción progresiva de las escandalosas cifras de fallecimientos. Sin embargo, las variantes delta y ómicron suponen nuevos retos para los científicos que deben avanzar en la producción de tratamientos más efectivos y de amplia cobertura por rango de edades. Todavía el mundo sigue en pandemia y los riesgos en la economía siguen latentes.

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos