Noticias

Es contraproducente: Votantes latinos no se identifican con el término “latinx”

De acuerdo a un estudio, los políticos utilicen esta palabra pueden verse perjudicarlos en su búsqueda por un cargo público.

Con el paso del tiempo, las personas, los términos y las palabras sufren modificaciones.

En meses recientes el lenguaje inclusivo se ha puesto de moda.

Como una forma de no discriminar e integrar a ambos sexos y a las personas que no se identifican como masculino o femenino, hay grupos sociales que se encuentran a favor de nuevas palabras con el uso de las letras “e” y “x”, como “todes”, “nosotres” o “todxs”.

La RAE lo llama innecesario

Sin embargo, la Real Academia Española (RAE) definió esta alternativa como innecesaria.

“El uso de la @ o de las letras ‘e’ y `x’ como supuestas marcas de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”, escribió en sus redes sociales.

Latinos no se identifican con “latinx”

De hecho, los latinos en Estados Unidos tampoco se encuentran identificados con este tipo de términos y, de acuerdo con un reciente estudio, el uso de estas palabras pueden llegar a ser contraproducentes para los políticos que busquen el voto de este sector de la población.

El vocablo “latinx”, que se usa en el país de las barras y las estrellas como alternativa de género neutro, para incluir en una categoría o hacer referencia a los hispanos, latinos y personas que no se identifican como hombres o mujeres, pero son de origen o ascendencia latinoamericana o hispana.

4 de cada 10 se sienten ofendidos

Pero un estudio hecho a mediado del mes pasado por Bendixe & Amandi International, una firma demócrata que se enfoca en el alcance latino, ha encontrado que el término “latinx” no resuena entre los votantes de la comunidad latina. Es más, 40 por ciento sostiene que el uso de la palabra los molesta u ofende.

Además, los resultados de la encuesta indican que el uso del término puede ser contraproducente, ya que 30 por ciento de los votantes hispanos o latinos (24 por ciento de los demócratas y 43 por ciento de los republicanos) tienen menos probabilidades de apoyar a un político u organización que use esta palabra.

Cerca de 57 por ciento de los votantes encuestados dijeron que no les molesta que se les llame “latinx”. De ese porcentaje, 60 por ciento de los que se identifican como demócratas dijeron que el término no les molesta, mientras que 43 por ciento de los republicanos señaló que no tienen problemas con que los llamen así.

Pero Fernand Amandi, director de la empresa, sostuvo que el hecho de que 40 por ciento de los votantes manifieste que les molesta u ofende “sugiere que los costos potenciales superan los beneficios”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos