Noticias

Componente de proteína puede ser agregado a las vacunas para proteger contra las variantes de Covid-19

Las polimerasas virales, que se encuentran en algunos coronavirus, se emplean en la replicación viral.

El virus del Covid-19 ha mutado numerosas veces, algo común en el desarrollo normal de los virus. Sin embargo, esto ha generado dudas sobre la efectividad que tendrían las vacunas actuales contra las nuevas variantes.

El virus que provoca Covid-19, se denomina SARS-CoV-2, y se encuentra cubierto por pequeñas proteínas con forma de picos. Tales proteínas se adhieren a los receptores de las células, lo que da comienzo al proceso de liberación del material genético del virus a una célula sana.

Las vacunas contra el Covid-19 contienen proteínas picos que resultan inocuas para el organismo, pero que lo prepara para atacar una futura infección. Esto se debe a que cuando el sistema inmune detecta estas proteínas que no estaban presentes anteriormente, empieza con la producción de anticuerpos para tener lista una respuesta inmunitaria en su contra.

Pero las variantes del Covid-19, entre las que se incluyen las variantes Delta y Omicrón, presentan mutaciones en estas proteínas, lo que complica la detección de las mismas por parte de los anticuerpos.

Hay un método efectivo para desarrollar mejores vacunas contra las variantes del Covid-19

Un método que se podría usar para el desarrollo de vacunas eficaces contra las variantes actuales y futuras del Covid-19, es añadir un poco de otra proteína vírica que sea menos susceptible a las mutaciones que la proteína pico.

Unos expertos del Centro Eli y Edythe Broad de Medicina Regenerativa e Investigación de Células Madre de la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA), Estado Unidos, descubrieron que una parte de una proteína presente en el SARS-CoV-2, la polimerasa vírica, podría ser la adecuada.

El autor principal del estudio es un estudiante de posgrado llamado Pavlo Nesterenko y uno de los coautores es el doctor Owen Witte, presidente de inmunología del desarrollo en el Departamento de Microbiología, Inmunología y Genética Molecular de la UCLA y director fundador emérito del Centro de Investigación de Células Madre de la Universidad de California (UCLA).

Ellos encontraron que estas raras células inmunitarias cuando se añaden a las vacunas contra el Covid-19, eleve la duración de la respuesta inmunitaria, así como la resistencia hacia las nuevas variantes.

Las polimerasas virales, que se encuentran en algunos coronavirus, se emplean en la replicación viral. Mientras que la proteína picos pueden verse afectadas por mutaciones a medida que el virus se propaga y posteriormente evoluciona, las polimerasas virales no suelen mutar.

Descubrimiento que podría tener una importante repercusión en la guerra mundial contra el Covid-19

Para saber si los seres humanos cuentan con receptores de células inmunitarias que sean capaces de detectar la polimerasa viral, el equipo de la UCLA tomó muestras de sangre de donantes y les introdujeron el antígeno de la polimerasa.

Hallaron que algunos receptores eran capaces de detectar esta sustancia, por lo que secuenciaron esos receptores y luego incrementaron las células inmunitarias para observar cómo podían detectar y destruir el virus.

Estos descubrimientos podrían tener una repercusión muy importante en la guerra mundial contra el Covid-19, ya que podrían elevar la protección inmunitaria contra las nuevas variantes. De acuerdo con el comunicado emitido por la UCLA, los investigadores siguen estudiando el uso de polimerasas virales en futuras vacunas.

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos