Noticias

La historia de éxito de Erik, el taquero de Tampico que la rompe en Texas

Ricos tacos y tortas de cecina son la sensación en Texas, debido a su estilo y sabor originario de Tampico.

Todos los que han estado fuera de México o tienen un amigo o conocido que se ha alejado del país, concuerdan que una de las cosas que más se extraña, sin duda, es la comida.

Y como va a ser de otra manera, si la gastronomía azteca es considerada una de las más ricas del mundo.

Muy pocos son los que se pueden resistir a unos ricos tacos, tortas, quesadillas y demás antojitos y comida tricolor.

Así, los paisanos que se encuentran en Estados Unidos consiguen la forma de recordar los sabores y texturas de lo hecho en México, lo cierto es que pocos encuentran lugares que tengan las recetas y sabor originales.

Erik Franco, el mexicano que triunfa en EU con los tacos de cecina

De ahí viene el éxito de Erick Franco, un joven de 25 años, originario de Tampico, que llegó a Estados Unidos para encontrarse, ya que ellas cruzaron para lograr el llamado “sueño americano”.

Desde hace un par de años, el chico se encuentra en Houston, Texas, donde ha hecho su vida, gracias al trabajo en la construcción, mientras que los fines de semana atiende su puesto de tacos y tortas de cecina.

Es un platillo especial de la zona sur de Tamaulipas, donde también ofrece refrescos y agua de jobito tradicionales del lugar, además de la música originaria de esa región.

Todo empezó como una broma

Erick asegura que lo que ahora es parte de un negocio, comenzó como una forma de convivir con su familia y amigos, con la intención de recrear la comida que prácticamente se encuentra en todas las calles de Tampico.

“Tenemos aproximadamente tres meses. La idea salió porque trabajé dos o tres meses en Tampico con un amigo en los tacos. Un día fui a un supermercado de acá y vi el comal (que usan los taqueros) y le dije a mi esposa: ‘¿Cómo ves si hago tacos?’ y me dijo: ‘Sí, está bien’. Le hablé a mis papás, a unos amigos, primos y les dije: ‘Voy a hacer tacos de cecina, vengan a la casa’”.

Sin embargo, cuando las personas probaron los antojitos quedaron fascinados por la preparación y sabor.

Después, en tono de broma, publicó en Facebook que iba a vender tortas y tacos. La respuesta fue tan grande que, en ese momento, se dio cuenta que ya no sería un juego.

Extranjeros se comen hasta 10 tacos

El joven reveló que los extranjeros se llegan a comer hasta una decena de sus taquitos. “Llegan hondureños, salvadoreños, no conocen y piden un taco como para probar y, de verdad, la mayoría se comen hasta 10, se van full; nos dicen que están bien ricos”, dijo el mexicano.

El negocio cuenta con un nombre muy peculiar, para que se quede en la memoria de los clientes y transeúntes: “Entenado”, el cual es muy común en su lenguaje.

“Así le hablo a todos mis amigos y hasta la fecha no se me ha quitado. Acá hay muchos negocios como El Catracho, El Cocho, entonces dije pues le voy a poner El Entenao”, indicó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos